viernes, 26 de enero de 2007

La vejez y la soledad

La vejez no debería ser acompañada por la soledad. Esta es más fuerte que aquélla y la puede vencer rápidamente.
Adviene lo antes expuesto, cuando ayer, caminando con mi esposa, dos nietecitas, una hija y su esposo, en el bello paseo del lago, que ahora llaman la Vereda del Lago.
Por cierto, es un sitio limpio, que tiene al frente el bello y sufrido Lago de Maracaibo, que debemos rescatar.
De repente veo venir un amigo, colega abogado, envejecido, que. inmediatamente, me saludó.
Mirá chico cómo estáis?
Bien. Y vos?
Me siento bien; y vos estáis delgado...
Siguió conversando conmigo y me dijo:
He rebajado treinta kilos, haciendo dieta, masajes, medicinas, control médico y caminando...
Le pregunto:
Que edad tenéis?
Voy a cumplir setenta años.
Y cómo véis las cosas?
Que queréis que te diga. Este hombre tiene a uno de sobresalto en sobresalto. Imaginate, condena ser rico, y plantea un impuesto a la riqueza. Eso es contradictorio. Uno no sabe pa dónde va. En cualquier momento lo jode uno de los del.
Le digo que andaba con mi esposa, hija, nietas,...
Si supieras que yo los tengo todos en la casa...bueno, mientras pueda manener el punto...porque Rafito, ser viejo y estar sólo es horrible.
Yo les hize cuatro casas, una para cada hjo, y las tienen alquiladas, y todos se han ido a vivir con nosotros. Imaginate lo contentoque estoy.
Todo el material para hacer las casas lo compré en La Campesina...
Tiene razón el colega.
La vejez y la soledad no se quieren...
No dejes sólos a tus viejos...

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Gracias por comentar.
Juan Manuel Estrada
Webmaster
Escritos en el Tiempo