sábado, 26 de diciembre de 2009

La vigencia del pensamiento de Rafael Caldera

Acaba de fallecer Rafael Caldera, dos veces presidente de Venezuela.
Haciendo abstracción de sus presuntos o reales errores, que no podían estar ausentes de una extensa “parábola vital” de luchador, voy a rendirle homenaje a un insigne venezolano.
Ese homenaje lo fundamento, analizando su pensamiento expresado en su mensaje final publicado en El Nacional del 26 de diciembre de 2009, día cuando sus restos recibían cristiana sepultura. El dejó esta vida el 24 de diciembre a las dos de la mañana cuando el Príncipe de la Paz, el Niño Jesús estaba próximo en venir para salvarnos y no juzgarnos por nuestros pecados.
Por ese pensamiento, vigente para quien escribe estas notas, guió su vida de luchador.
¿Cual es ese pensamiento? La lucha por la justicia social y la libertad.
Dejar a un lado el autocratismo, la propensión militarista, los extremismos de la izquierda y las desigualdades sociales. La república democrática es el resultado de la firmeza de las instituciones, mejores condiciones de vida, la separación de los poderes públicos y el imperio de la Constitución y las leyes.
El mensaje es una reafirmación de fe democrática. De Combate a los extremismos del liberalismo económico y el socialismo colectivista que, de nuevo, han fracasado.
La democracia necesita de una arquitectura para su organización. Esta arquitectura consiste en que la democracia tenga sustancia o contenido, y la existencia de sufragio universal, la representación mediante el parlamento de la voluntad general, existencia de partidos políticos, pluralismo de corrientes y la expresión a través de los medios de comunicación social.
Sin libertad el desarrollo no tiene sentido. Yo podría afirmar que es la tragedia de China con su comunismo – capitalismo el “ejemplo” incapaz de aceptar la más mínima disidencia.
“Sin libertad, se puede perfeccionar la industria pesada, pero no la justicia o la verdad”. Caldera.
El derecho laboral, que lo tuvo a él como uno de sus grandes cultores, en este mensaje que parece una carta dirigida no solo a los venezolanos sino allende las fronteras de Venezuela, se resalta. Podría decir que es una carta de un laico cristiano católico que encontró, en la Política, la manera más cristiana de servirle al prójimo.
Una democracia debe valorar y proteger el trabajo, que es “pieza fundamental de la civilización”.
Una democracia debe enaltecer a la familia, célula de la vida social.
Caldera se fue con la esperanza en la nueva juventud de la Patria que como nuevas generaciones, llenas de ideales, anhelan lanzarse a la conquista de la tecnología, al dominio efectivo de los recursos naturales, a la integración armónica que dé a nuestras naciones entidad suficiente para no estar sujetas al capricho de las grandes potencias. “En fin, aspiran a una revolución tan diferente de las revoluciones tradicionales que envuelva…, una concepción revolucionaria de la revolución”
Que haya libertad para lograr la justicia y ejercer la solidaridad humana porque “… la miseria en cualquier país de la tierra es una amenaza ineludible para la prosperidad y el bienestar en todos los países”. Debe haber Justicia Social internacional para oponerla a una globalización sin control.
Interesante resulta para mí, una de las citas al hoy venerable Papa, Juan Pablo II. Dice en su mensaje Rafael Caldera “contamos con la ayuda divina, el don de la gracia que viene de Dios como recordaba el venerado Papa, Juan Pablo II. Por medio de ella – nos dijo -, en colaboración con la libertad de los hombres, se alcanza la misteriosa presencia de Dios en la historia que es la Providencia” (Centesimus annus, No. 59)
En el resurgir de los partidos, que necesitan de una verdadera calidad humana de sus dirigentes, yo les recomendaría la lectura y estudio de este mensaje, de un luchador de “extensa parábola vital”: Rafael Caldera.
La historia lo juzgará. Dará su veredicto. La historia dirá cuales fueron sus presuntos o reales errores. Hasta dónde llegará la trascendencia de los mismos. Para mí, sin pretender influir en la historia, Rafael Caldera fue un hombre público honesto, y que amó la paz, luchó por ella. Si en ese veredicto así se deja sentado, será su éxito para la posteridad. Honestidad que hoy hay que poner de moda. Ser honesto es ser revolucionario y Caldera lo fué.

domingo, 20 de diciembre de 2009

La Navidad y su significación.

La Navidad está precedida por el Adviento que es esperanza en la venida de Dios a la tierra. Es trascendente esta presencia porque, a partir de ese momento, el Cristianismo toma un rostro humano, pasa a ser una religión de un Dios vivo.
La Navidad es un gran acontecimiento porque significa el nacimiento del Niño Jesús, es decir, de Dios, que viene a salvarnos de nuestros pecados.
Jesús viene como Rey, que gobierna con prudencia y aplica la justicia y la ley en beneficio del que sufre, del marginado, de los pobres y de todo el que se ha alejado de Dios y lo rechaza. Quiere el arrepentimiento del que rechaza a Dios.
Jesús, que es Dios, es amor, misericordia y paz. Su poder es infinito y eterno. Nos ama y vino a asumir nuestros pecados, sin ser él pecador, para tener una muerte en Cruz. Muerte ignominiosa.
Jesús cumple la voluntad del Padre. Para Dios no hay nada imposible. Acepta esa muerte en Cruz porque sabe que vendrá después su Resurrección y que el premio de ésta es la vida eterna.
La muerte en Cruz y la Resurrección son la base del cristianismo. Sin ellas, el Cristianismo no tendría razón de ser. Constituyen la razón de mi fe, de nuestra fe.
¿Cuál es mi esperanza en estos días? Que las familias que viven situación difícil tengan y mantengan fe en Dios, que no desampara a nadie; que haya justicia, que se aplique la ley con celeridad e imparcialidad, que la inseguridad sea minimizada, que haya paz y unidad entre todos los venezolanos. Es lo que le pido al Niño Jesús en esta Navidad, para que haya tranquilidad en días de crispación y confrontación inútiles, que, mayoritariamente, el país rechaza ante la terquedad de quien o quienes actúan de esa manera.

domingo, 13 de diciembre de 2009

Las relaciones en el mundo de la globalización.

La muchedumbre escuchó en las diversas lenguas, el anuncio de las “maravillas de Dios” (Hch 2, 4 – 11).
El hombre no puede estar aislado. Su naturaleza, de ser social, le impulsa a relacionarse. Lo relacional, que está ligado a relación, es conexión, trato, comunicación de alguien con otra persona.
Son de distintos tipos las relaciones humanas, que como persona individual o como pueblo, se pueden establecer.
Un país necesita de buena diplomacia que, siendo el arte del disimulo, permite las buenas relaciones comerciales, culturales, sociales, políticas y de toda índole.
Como persona individual, el hombre y la mujer, necesitan de relaciones para aprender, ejercitar una carrera, ganar dinero, disfrutar o simple y llanamente, ganar amigos. Deben actuar, en los vericuetos de la vida social, con tino, perspicacia, circunspección, política y diplomacia. Ser mansos como palomas y astutos como serpientes.
En las relaciones deben prevalecer la cortesía, el buen trato, el buen decir o hablar, el respeto a la dignidad de las personas, a su decoro, y respetar la confianza.
Las relaciones no deberían tener como prevalente el comercio, los intereses materiales y menos, cuando se trata de amistad. Ésta, por interés, se desvirtúa. Sería cualquier cosa, pero, nunca, amistad.
Cierto es que lo relacional es esencial para la vida de los pueblos y de los hombres.
¿Cuál es la principal conexión del hombre y la mujer?
Con Dios. Con lo Trascendente. Como cristiano católico, con Dios, Jesucristo y el Espíritu Santo. Y agrego, de inmediato, y con la Iglesia. Es, si se me permite decirlo, el elenco prevalente de relacionalidad del católico.
El desarrollo está vinculado, diría que de manera indisoluble, a la inclusión relacional que, obviamente, es opuesta al aislamiento. Es realidad de comunión, de participación en lo común, de trato con Dios, de amor al prójimo, de trato familiar, y de recibir la eucaristía. ¡Pobre del país que margina a Dios! ¡Pobre de un pueblo sin fe!
¿Qué quiere Dios de los pueblos y de las personas individuales?
“Que sean uno como nosotros somos uno” (Juan 17, 22). Esta unidad la logra la Iglesia caminando por los vericuetos de los caminos de toda la tierra. Porque la Iglesia ante las dimensiones culturales de la globalización asume el desafío de defender el humanismo cristiano. Como dice Juan Pablo II, “la Iglesia es en Cristo como un sacramento o señal e instrumento de la íntima unión con Dios y de la unidad de todo el género humano” (Lumen Gentium).
La Iglesia, caminando por el mundo, busca la unión de todo el género humano, con toda clase de relaciones sociales, técnicas y culturales, en plena unidad con Jesucristo.
Que esa unidad esté caracterizada por el amor, la verdad, la fraternidad y la paz, para el desarrollo humano integral. Que esa relacionalidad con Dios, con Jesucristo y el Espíritu Santo (la Santísima Trinidad) repele, rechace, al sincretismo superficial que, según mi admirado Papa, Benedicto XVI, es “un posible efecto negativo del proceso de globalización” (Cáritas in veritate Nos. 54-55); sincretismo religioso que es “factor de dispersión y de falta de compromiso”, que sólo persigue el bienestar individual y margina o rechaza lo Trascendente, a Dios.
Entre tanto, hasta la eternidad, la Iglesia sigue caminando, todos los días, anunciando el Evangelio de Jesús que es “camino, verdad y vida”, superando la dispersión de Babel de ayer y de hoy, anuncio que, de Jesús, debemos hacer, todos los días, los laicos católicos, como un deber de conciencia y de fe.

domingo, 6 de diciembre de 2009

Autoridad y poder

Sé que es difícil diferenciar la Autoridad del poder porque son conceptos que van estrechamente de las manos, sin embargo, me atrevo a hacerlo. Por cierto, que esos conceptos están ligados a los términos influencia y obediencia.
La Autoridad y el poder encuentran justificación si las personas u órganos que las detentan pueden influenciar, persuadir y convencer. Todo dirigido a la obediencia del gobernado o dirigido.
Toda sociedad, como organización de personas que es, necesita de disciplina. Pues bien, la obediencia, que es una virtud natural indispensable, hace que exista disciplina y eficacia en toda organización, teniendo como principal de ésta, la sociedad civil.
Jesucristo tuvo una obediencia sobrenatural. Se hizo obediente hasta la cruz en muerte. Jesús obedecía la voluntad de su Padre, que nos lo dio para la salvación por nuestros pecados.
La Autoridad no puede estar reñida con la religiosidad, con la moral, la ética, la preparación, el civismo y la honestidad. En esto no puedo pasar por alto que ser honesto es ser revolucionario. La Autoridad debe amar a Dios y al prójimo, y tener conocimiento de Dios y temor a Él.
El poder es el uso de la fuerza para hacer que el gobernado obedezca. Esa fuerza es exclusiva del Estado para garantizar el orden, la paz y la seguridad ciudadana. Grave es cuando esa fuerza cae en manos de mafias, de bandas delincuenciales y de organizaciones híbridas de funcionarios policiales y militares delincuentes. Sus efectos son de la alarma ciudadana de toda Venezuela.
Ideal sería que, en un gobernante se conjuguen la autoridad – como concibo en mi intento de diferenciarla del poder – y el poder, porque el gobernante debe garantizar la seguridad ciudadana. Si tiene que aplicar medidas incruentas tiene que hacerlo, por supuesto, sometido a la ley.
El artículo 7 de la Constitución vigente en Venezuela, establece, que “ésta es la norma suprema y el fundamento del ordenamiento jurídico. Todas las personas y los órganos que ejercen el Poder Público están sujetos a esta Constitución”.
Entonces definamos que la Autoridad merece respeto, si tiene mérito, si no es déspota, si no es injusta, si no es corrupta, si busca el bien de todos, entonces así, es una cualidad y sus leyes y órdenes serán obedecidas.

domingo, 29 de noviembre de 2009

La precariedad laboral

La mejor riqueza de un país es su capital humano, o mejor, sus hombres y mujeres. Es de apreciar al ser humano como centro, autor y fin de toda la vida económica – social. Es el principal recurso a salvaguardar y valorar. Hacerlo con la persona en su integridad (Gaudium et spes, No. 63).
La exposición en este trabajo tiene la orientación de la Encíclica Cáritas in veritate que aborda la cuestión social así como, en su momento, lo hicieron otras, empezando por la Rerum novarum.
Todo gobierno debe velar por la felicidad de sus gobernados, para que, en términos bolivarianos, “haya la mayor suma de felicidad posible”. En momentos de crisis económica financiera “el lujo pulula junto a la miseria”. Reinan el egoísmo, la avaricia, la corrupción, “banqueros de la noche a la mañana”, aguinaldos millonarios para unos pocos y obreros recibiendo tan poco que una hallaca estará fuera de su alcance en estos tiempos de Navidad.
Hay países donde el Índice de Felicidad Colectiva los ubica en los primeros lugares, puedo señalar, a Noruega, Canadá, Irlanda, por sólo señalar algunos donde el hambre no existe y la pobreza casi que no se ve.
Precariedad laboral se exterioriza en aquellos regímenes que les quitan a sus trabajadores sus posibilidades de luchar, a través de sus sindicatos, por mejores condiciones de vida para ellos y sus familias. Es incurrir en violación de derechos humanos fundamentales como el derecho a la vida y a la libertad de asociación.
Los sistemas de previsión y protección no pueden fallar. La seguridad social tiene que ser garantizada. Los servicios públicos no deben fallar.
Los pueblos del mundo tienen necesidad de justicia social. La lucha de ellos es global como global se ha hecho el mercado en detrimento de la felicidad de los trabajadores.
Benedicto XVI citando la Doctrina Social de la Iglesia, invita a dar vida a asociaciones de trabajadores para defender sus propios derechos, a ser respetadas, hoy más que ayer, y agregaría, a no ser perseguidos ni asesinados o presos los trabajadores por sus reclamos justos y necesarios.

domingo, 22 de noviembre de 2009

2010 ¿año de la política unitaria trascendente de Venezuela?

Luis Ugalde escribió en El Nacional (19 – 11 – 09) un artículo, titulado, “Hay futuro”.
Por considerarlo interesante para la meditación, reflexión y análisis, para tratar de saber qué está pasando en la Venezuela del presente, que preside Chávez, plagada de graves conflictos más que conocidos, tanto nacional como internacionalmente hablando, lo glosaré. Antes hago breve referencia a hechos recientes tales como: Lo de gobierno transitorio que, el viernes antepasado, publicara el periodista Miguel Salazar, en Las Verdades de Miguel; lo del país reconciliado al cual aspira la mayoría venezolana (Milagros Socorro lo refirió); la posición del agudo, inteligente y audaz político, José Vicente Rangel que, en su estilo de “ñame pelado”, mano derecha y mano izquierda, sin decir diciendo, califica de gobierno fracasado el que preside Hugo Chávez (Panorama 16 – 11 – 09. Algo está pasando en Venezuela). Otro hecho: La foto de chavistas y oposición en el CLEZ del Zulia donde por unanimidad apoyaron condecorar con la Orden Udón Pérez a la Virgen Chinita, la Patrona del Estado Zulia.
Las glosas y algunas notas. 1. “Hay futuro si no nos dejamos atrapar por el pasado”. “Sólo desde una esperanza y voluntad de futuro en la que cabemos todos como constructores y beneficiarios, podremos superar la actual estéril crispación y derrotar el círculo vicioso”.
2. “Tenemos ejemplos cercanos de rupturas liberadoras”.
El articulista pone varios: Nelson Mandela, la transición española que encabezaron el joven Felipe González, el viejo comunista Santiago Carrillo y el falangista franquista Adolfo Suárez; la transición en Chile; y la que, en 1957, comandaron Jóvito Villalba y Rómulo Betancourt después de derrocado el dictador Pérez Jiménez, que, por cierto, vivió y murió, con su inmensa riqueza mal habida, en España.
3. “Estos cambios históricos son guiados por líderes que se liberan de su pequeñez y la de su bando para multiplicar fuerzas y jugársela completo por la esperanza de un país reconciliado”.
La realidad actual está empujando a la existencia de esos líderes, que estarían proviniendo de todo el espectro político venezolano, y que estarían actuando desprendidamente y por amor a la patria.
4. “Sabemos lo que hoy Venezuela anhela. Sus posibilidades de éxito dependen de una conducción lúcida, no atrincherada entre chavistas y opositores. Este gobierno se agotó…”
Nadie entiende qué es eso de socialismo del siglo XXI. Nadie entiende que se reivindique al chacal, hoy preso en Francia, como líder revolucionario. Nadie entiende que se convoque a una V Internacional de Izquierda invocando el espíritu de Marx, Engels, Mao, Bolívar, Che Guevara…, en una mezcolanza o sincretismo increíble. Nadie entiende que haya un discurso que fracasó.
5. “La legítima e irrenunciable esperanza de los pobres hoy flota en el aire, pues no encuentra dónde reposar, mientras que la esperanza de los acomodados se extravía en el disfrute cotidiano”.
Una Venezuela en crispación permanente no le conviene a la larga a todos. Es contraria a la paz que, como única vía, conduce al progreso y desarrollo humano integral.
6. “Necesitamos políticos maduros (no depende de la edad) para encarnar en propuestas sólidas esas metas constitucionales y la esperanza frustrada de las mayorías”.
7. “No son tiempos para líderes raquíticos, ni para políticos de pequeñas capillas sectarias, sino para gente capaz de pensar en Venezuela más que en sus partidos o en su ridícula figuración personal”.
Es hora para la trascendencia. Es hora para el heroísmo, que puede pasar por el martirio, por o para el bien de todos.
8. “La gente añora una ola refrescante de renovación espiritual, multicolor y ecuménica, que renueva lo mejor de nuestras raíces cristianas. La Mesa de la Unidad es una excelente idea, también las “redes unitarias” y otros movimientos pero sólo en la medida en que sean en verdad unitarios y no disfraces para formas nuevas de división y de mezquindad”.
El ecumenismo significa, en este contexto político, toda iniciativa que apunte a una mayor unidad: La Unidad Nacional.
El perdón es una de esas raíces para lograr ese país reconciliado que queremos. Los chilenos lo tuvieron años después del golpe contra Allende (con sus crímenes, exilios, prisiones) para lograr una democracia blindada, poderosa.
9. “No hay futuro exitoso sin superación de la pobreza y ésta no es posible sin que los pobres se transformen por dentro, se pongan de pie y activen sus capacidades creativas. Pero los pobres no se bastan, sino que necesitan políticas públicas con oportunidades efectivas y apoyos y alianzas del resto de la sociedad”.
Ni “reparticionismo improductivo” ni “clientelismo corruptor”.
10. En el 2010, como necesidad vital para esa democracia blindada, poderosa, saldrá “la política unitaria de los demócratas de diverso signo y proveniente de los cuatro puntos cardinales de la política, siempre que se sea portador de algo mayor que ellos mismos”.
¿Será el 2010 el año trascendente de la política unitaria en Venezuela?Es tarea de todos, el alcanzarlo para la grandeza de Venezuela y el bien de quienes vivimos en élla.

lunes, 16 de noviembre de 2009

¿ Qué pasa en Venezuela ?

En Venezuela hay voces de todos los sectores -excluidos los radicales de uno u otro signo - que quieren la paz y la reconciliación. Saben que algo está ocurriendo para que la paz, que es la vía segura del progreso y la justicia, no se logre, y se preguntan ¿ qué pasa ? ¿ qué se esconde detrás de la inseguridad ? ¿ por qué no se combate frontalmente con una política nacional que sea política de Estado no expuesta al debate político ordinario ? ¿ las medidas incruentas se justifican cuando el orden y la seguridad no existen ?
Es cierto que el venezolano no quiere muchas de las cosas que ocurrieron durante la llamada IV República, pero sabe que la seguridad existía, que había convivencia política y social entre todos los venezolanos y que, con menos recursos que los que ha tenido la V, se vivía mejor.
¿ Qué pasa ?
Por qué no se dialoga? ¿ Por qué se traba ese diálogo ? ¿ Quién lo traba ?
Para muchos es el presidente Chávez la razón de esa traba, pero ¿ será verdad cierta y rigurosa ?.
Algo se respira en el ambiente nacional que inquieta a más de un venezolano que, repito, quiere paz y reconciliación, y no partes de guerra semanal de numerosos asesinatos, donde más de cuarenta personas - fin de semana pasado en Caracas - pierden la vida.
El venezolano no quiere guerra contra Colombia. Quiere que se apliquen medidas para acabar con la inseguridad traducida en secuestros, robos, atracos, asesinatos, corrupción policial, etc.

domingo, 15 de noviembre de 2009

La inclusión y la Política con Moral.

“Yo les he dado la gloria que tú me diste, para que sean uno como nosotros somos uno” (Jn 17,22)
En esta cita, según San Juan, encontramos el fundamento de la inclusión relacional, obviamente, contraria a la existencia de excluidos en la sociedad del presente, y opuesta, también, a la división. Se postula en esta cita bíblica la unidad y la Iglesia “es el instrumento de la íntima unión con Dios y de la unidad de todo el genero humano” (Caritas in veritate, No. 54) con toda clase de relaciones sociales, técnicas y culturales, para lograr la plena unidad en Cristo.
El matrimonio es un ejemplo de unidad “por eso deja el hombre a su padre y a su madre y se une a su mujer, y se hacen una sola carne” (Gen 2,24).
Unidad universal con la conciencia de que la humanidad es un solo cuerpo, con miembros y dones distintos, pero que todos incluidos hacen posible su funcionamiento.
Otro ejemplo de absoluta unidad, es la Trinidad, en cuanto las tres personas divinas son relacionalidad pura, según lo afirma Benedicto XVI.
¿Por qué la inclusión? ¿Por qué la unidad? Porque el desarrollo humano integral requiere la inclusión relacional de todas las personas y pueblos, que no hayan marginados, olvidados y aislados. Que haya justicia y paz. Paz, justicia, solidaridad y amor deben mover ala comunidad humana universal, en armonía y en unidad.
Yo no le tengo miedo a la globalización. Hay que asumirla, pero la lucha es porque la globalización respete las culturas de los pueblos y no sigan sus efectos de homologación y de sincretismo religioso.
¿Qué se entiende por homologar en este contexto? Equiparar, poner en relación de igualdad dos cosas y es lo que está ocurriendo con las imposiciones de mercados y de modas.
¿Qué es sincretismo? Llevado al plano religioso es cuando se trata de conciliar religiones diferentes.
Ese sincretismo, sin entrar en detalles va en contra del amor y la verdad, fomenta un indiferentismo religioso, que no es libertad religiosa, y va en contra de un auténtico desarrollo humano integral y solidario.
El hombre no se puede separar de Dios, ni la política de la moral. Es motivo de prédica de Benedicto XVI, de Academias pontificias, de sacerdotes, de laicos y de todos los religiosos cristianos católicos.
No es un dios cualquiera. Se trata de un Dios con rostro humano. Dios de la esperanza, cuyo reino está entre nosotros (Lc 17,20 – 25). Es el cristianismo religión del Dios de un rostro humano, que es Jesucristo, luz del mundo.
Corresponde al laico cristiano participar en política, tener acción política, ser ciudadano. Ser de inalienable conciencia en su lucha por el hombre, su identidad y su dignidad. Ser como Santo Tomás Moro, patrono de Gobernantes y Políticos del mundo que prefirió el martirio antes que faltarle a Dios y que entendió que hay que ser fiel a Dios y que la política no puede estar separada de la moral.

domingo, 8 de noviembre de 2009

La soledad no existe en una vida con sentido.

“Todos nosotros, aun siendo muchos, formamos un solo cuerpo unidos a Cristo, y todos y cada uno, somos miembros los unos de los otros” (Rmn 12, 5-16).
Pablo enseña la importancia del sentimiento de cuerpo. Si te hieres el dedo más chiquito de una de las manos, lo siente el entero cuerpo.
El cuerpo social experimenta ese dolor cuando falla uno de sus miembros por cualquier causa, ya sea, porque se aísla o se margina o es marginado, o porque muere… Sufre toda la familia humana.
Aislarse es el camino contrario al camino de la autodonación, libre y gratis de nuestros dones. Es un deber religioso autodonarse, compartiendo tiempo, talento y bienes con los demás. Es llevar una vida más fraternal en una comunidad humana universal. Aislarse es caer en un vacío ¿de ideas? ¿Existencial?
Pablo VI en Populorum Progressio, No. 3, responde a ese vacío de ideas, siendo sabios, y es respuesta también al vacío existencial, que embarga no a pocos seres humanos hoy en día, caracterizado por soledad, tedio, fastidio, tristeza, miedos, inseguridad, incertidumbre y angustia.
La experiencia histórica nos informa que ese cuadro característico - ¿consecuencia de la alienación? – no lo cura ni el colectivismo ni la “red de satisfacciones falsas y superficiales” de la sociedad occidental.
La extinta URSS probó que el colectivismo no acaba con las consecuencias de la alienación de la persona humana, más bien la incrementa, al añadirle la penuria de las cosas necesarias y la ineficiencia económica (Juan Pablo II, Centesimus annus, No. 41).
La soledad es una de las pobrezas más honda que el hombre puede experimentar. Y esa “red de satisfacciones falsas” no ayuda a superarla, la agrava, cuando el consumismo o el hedonismo se hacen o se convierten en una adicción. No ayuda al individuo a experimentar una “personalidad auténtica y concreta” (Juan Pablo II ibid).
Siguiendo con el siempre querido y admirado Papa, él nos dejó la siguiente afirmación: “Toda humanidad está alienada cuando se entrega exclusivamente a proyectos humanos, a ideologías o utopías falsas” (ibid No. 41).
Ya estoy asomándole al lector de estas notas, que una vida con Jesucristo como Luz que alumbra, tiene sentido y fundamento. Está reñida con la soledad y el resto del cuadro característico patológico antes descrito, y con la alienación que turba la razón y la conciencia de la propia identidad.
Una vida dedicada a amar a Dios por encima de todas las cosas y al prójimo como a sí mismo, jamás dañará a otra vida, ni incurrirá en relativismo absoluto ni en ningún tipo de relativismo, que lleva a pactarlo o negociarlo todo, incluso, la vida, el principal derecho humano fundamental. Respetará la vida en todo momento (Pablo VI, Evangelium vitae, No. 20).
La libertad nos la confirió Dios para tener presente que la vida es corta, no es un pasatiempo, y que tenemos la obligación de darle sentido. De dotarla de dignidad trascendente que, como sostiene Benedicto XVI, “es compromiso que no depende sólo de las ciencias sociales, dado que requiere la aportación de saberes como la metafísica y la teología” (Cáritas in veritate No. 53).
La familia humana para que se desarrolle en lo individual y como pueblo, es necesario que reconozca que es parte de una sola familia que colabora en comunión con las demás familias, y que está integrada por seres que no viven simplemente uno junto al otro.
¿Cómo se valoriza el ser humano?
No aislándose sino poniéndose en relación con los otros y con Dios. Según la revelación cristiana, la comunidad de los hombres no debe absorber a la persona anulando su autonomía, como ocurre con los diversos tipos de totalitarismos, que tienen por finalidad llevarla a que pierda su autoestima, el valor y grandeza de sí misma, su amor por la libertad, el goce de la propia humanidad y de establecer una relación de solidaridad y comunión con los demás hombres, para lo cual Dios creó al hombre y a la mujer.
Los pueblos no pueden aislarse. La globalización los lleva a luchar por una globalización en la solidaridad (Juan Pablo II, Jornada Mundial de la Paz, 1 de Enero de 1998).
En lo individual la vida tiene sentido cristiano, en cualquier circunstancia, por dolorosa que sea, si se asumen valores, tales como la libertad, responsabilidad, autotrascendencia, el valor único de la persona, el SER como más importante que el tener… Si se asume que Cristo es el héroe del SER, que nunca te dejará en las tinieblas, nunca te dejará en la soledad y será siempre Luz del mundo.

sábado, 31 de octubre de 2009

Ambiente sano, hombre y mujer sanos.

“Dichosos los que trabajan por la paz, porque a esos los va a llamar Dios hijos suyos” (Mt 5, 9).
Esos son los constructores de la paz, de la amistad, de la prudencia (sabiduría) y de la solidaridad en el mundo del presente que demanda una mejor ecología y ambiente humanos.
¿Qué es ecología? ¿Qué es ambiente?
Ecología es un término que procede del griego Ökologie que data de 1866 y que fue acuñado por el biólogo y filosofo alemán Ernst Haeckel. Oikos significa casa, vivienda, hogar, y Logos, estudio.
Entonces, Ecología consiste en el estudio de los hogares. Se encarga de mostrarnos la relación de los seres vivos y su ambiente con el clima, la geología y los organismos que comparten el hábitat.
Por ambiente (del latín ambiens, entis, que rodea o cerca) entendemos el conjunto de condiciones, circunstancias, factores, elementos, culturales, económicos, sociales, físicos (aire, agua, suelos, etc.) en que vive una sociedad. Por cierto, cada 5 de junio se celebra el Día Mundial del Ambiente, pero que cada día sea del ambiente.
El uso de los recursos naturales, que son creación de Dios, no debe ser irracional e irresponsable. Recordemos el compromiso con las generaciones del futuro que tienen derecho a recibir un buen ambiente. La tecnología debe ser ejercida con eficiencia en la explotación de esos bienes de la creación. Me refiero, tanto a los energéticos como a todos los naturales en general. Mi admirado Santo Papa, Benedicto XVI, alerta, en su carta encíclica Cáritas in veritate (No. 49) que esa eficiencia no es “axiológicamente neutral”.
Una ecología y ambiente sanos, un hombre y una mujer sanos. Es que hay inseparabilidad entre ambos. Como trate el hombre al ambiente, así será tratado el hombre.
El consumismo y el hedonismo deben ser comedidos. Se recomienda la sencillez, la austeridad y la sobriedad, en ese orden de ideas. Se recomienda a todos; pero ¡Ojo! que haya compromiso con los pobres para que tengan mejores condiciones de vida. Recordemos que la tierra es de todos, es la casa de la humanidad, de la gran familia humana y que todos cabemos en ella.
Si por casualidad hay alguien que no sepa qué se entiende por hedonismo, de manera sencilla se lo explico: Es vivir una vida orientada sólo para el placer sin importarle los intereses de los demás. No olviden que existe un consumismo compulsivo que ocasiona impactos graves en los recursos naturales y en el equilibrio ecológico que se tiene – con la preocupación de científicos y de la entera humanidad – como causa del cambio climático.
No sería atrevimiento alguno de mi parte, exhortar, a quienes más tienen, a gastar menos en recursos energéticos. Parece que está en desarrollo una mayor conciencia ecológica y hasta se vienen buscando energías alternativas. Ya existen y se seguirán dando. Los países petroleros deben aumentar sus esfuerzos en cultivar, sembrar el petróleo, en eso de lograr esas energías alternativas y fomentar una mejor conciencia ecológica.
Ya me he referido a la amistad y a la paz, para que, en ese ambiente, donde reinen el diálogo y la comprensión recíproca, se busque una mejor redistribución de los recursos energéticos. Que haya solidaridad, nada de fuerza, de los poderosos para con los débiles. Que reine la responsabilidad global en el uso de esos recursos.
La Iglesia Católica “tiene una responsabilidad respecto a la creación y la debe hacer valer en público. Y al hacerlo, no sólo defender la tierra (la vivienda de la familia humana), el aire, el agua como dones de la creación que pertenecen a todos. Debe proteger al hombre contra la destrucción de sí mismo”. (No. 49 de la encíclica citada).
Los jóvenes reclaman por la existencia de un mundo mejor y quieren tener una mayor participación en su logro. El compromiso es con ellos.

domingo, 25 de octubre de 2009

Es obligación vital cuidar el ambiente.

Cuando me tocó la responsabilidad de ser Juez Agrario de Primera Instancia del estado Zulia, siempre ordenaba a las partes que procedieran a conservar el ambiente, la naturaleza y los recursos naturales renovables. Procedía inspirado en mis convicciones y acorde con la más calificada doctrina iusagrarista que considera a esos bienes “sustentáculos de la vida misma”. El Tribunal Agrario de jurisdicción especialísima, tenía por finalidad trascendente cuidar de las Tierras, Bosques y Aguas. Inicialmente tenían como denominación: Juzgados de Tierras, Bosques y Aguas. Y hasta, pasado el tiempo, se les consideró, por disposición de la Ley Orgánica de Tribunales y Procedimientos Agrarios, tribunales ambientales, porque podían conocer de los delitos y faltas en contra de esos recursos indispensables para la vida.
Esos bienes son creación de Dios. Él, que, en la cumbre de la creación, llegó a querer al hombre y a la mujer “a imagen suya” (Gén 1, 31), les confió a ellos la responsabilidad de tutelar su armonía y desarrollo (Gén 1, 26 – 30).
El creyente debe salvaguardar el ambiente y, el no creyente, pero de buena voluntad, debe hacerlo también. Es una obligación vital religiosa, de buena voluntad y legal o constitucional y, por qué no, hasta supraconstitucional.
Nuestra Constitución vigente, en el artículo 127, dispone que “es un derecho y un deber de cada generación proteger y mantener el ambiente en beneficio de si misma y del mundo futuro. El Estado protegerá el ambiente”.
Su uso, el de los recursos naturales, ha de ser racional. Con el compromiso de mantener un ambiente sano, respetando con ello la vida y la dignidad de la persona humana, la diversidad biológica, los recursos genéticos, los procesos ecológicos, los parques nacionales y monumentos naturales.
¡Que de ríos desaparecidos! ¡Cuántos contaminados! Nuestro Lago de Maracaibo, de Venezuela, hoy seriamente contaminado y dañado, cuando ayer cercano, como el reservorio de agua dulce más grande del mundo, podían los zulianos bañarse en él. Ese hermoso Lago, que tanto petróleo ha producido y produce, hoy languidece, y la humanidad entera debería intervenir para salvarlo. ¡Cuántas especies desaparecidas!
El hombre se ha creído un tirano de la naturaleza y ésta se está rebelando. Los cambios climáticos no andan lejos de ser consecuencia de esa cruel tiranía.
Insisto en lo del uso. Como lo expone Benedicto XVI, nunca podría estar separado de la relación natural, con el ambiente, el desarrollo humano. Es un don de Dios para todos y su uso representa responsabilidad para con los pobres, las generaciones futuras y con toda la humanidad.
El Papa, en su encíclica Cáritas in veritate. Sostiene que “la naturaleza es expresión de un proyecto de amor y de verdad”.Franciscanamente debería ser el trato del hombre con la naturaleza. Hablarle, amarla, como hacía San Francisco de Asís, el Patrono celestial de los ecologistas, quien sabía que todo tiene a Cristo por cabeza, lo que está en los cielos y lo que está en la tierra (Ef 1, 9 – 10).

domingo, 18 de octubre de 2009

La comunidad internacional y su ayuda para el desarrollo.

“Les aseguro que lo que les hayan hecho a uno solo de estos, mis hermanos menores, me lo hicieron a mi” (Mt 25, 40).
Verdadera ayuda, poner el hombro a los pobres y necesitados, que tienden a crecer en legiones infinitas en el mundo globalizado de hoy, que arrastra a miles de pueblos, necesitan estos, con urgencia, para lograr un desarrollo humano que sea integral. Es garantía de paz, que está seriamente amenazada en el mundo actual. Pero AYUDA de los poderosos del orbe, no ayudas que “solo patrocinan el asistencialismo paternalista y afectan la libertad, la dignidad y autonomía de los pueblos, no tanta “ayuda” u “obras de beneficencia”, sino más condiciones de equidad y mayor empeño en el justo reparto de los bienes creados y mayor apoyo al libre desarrollo de los pueblos” (SCHÖKEL, Luis Alonso. La Biblia de Nuestro Pueblo. Comentario al capítulo 47 del Génesis, que recomiendo leer).
Ese desarrollo, para que sea humano e integral, que promueva a todos los hombres, tiene que tener como principio, la centralidad de la persona humana. Debe mejorar la calidad de vida de todos, no de manera abstracta, sino de forma concreta, a personas de espíritu y cuerpo, de carne y huesos. No un desarrollo de declaraciones de crecimiento económico, de solo macroproyectos económicos. Se requiere de microproyectos que movilicen, efectivamente, a toda la sociedad civil, como afirma Benedicto XVI en Cáritas in veritate.
Los proyectos de desarrollo de los pueblos, además de flexibles, necesitan de seguimiento, en cuanto a sus resultados. Que éstos se logren.
Estos proyectos deben tener como ejecutores a los pueblos débiles, verdaderos “constructores de su propio desarrollo” (Pablo VI en Populorum progressio no. 76). Los pueblos no pueden estar aislados. Necesitan insertarse cada día más en el mundo integrado del presente y celebrar acuerdos, tratados, que tengan por fin lograr beneficios para sus gentes en forma concreta.
Los organismos internacionales deben cooperar, ayudar, para el desarrollo libre de los países, que eufemísticamente, son llamados países en vías de desarrollo. Deben velar por la transparencia de sus gestiones y que sus burocracias no sean demasiado costosas.
Benedicto XVI, mi admirado Papa, sostiene “que se deben promover aquellas empresas que son capaces de concebir el beneficio como un instrumento para conseguir objetivos de humanización del mercado y de la sociedad…, donde es muy importante proceder con proyectos de subsidiaridad convenientemente diseñados y gestionados, que tiendan a promover derechos, pero previendo siempre que se asuman también las correspondientes responsabilidades”.La subsidiaridad consiste, en que conforme a este principio de Doctrina Social de la Iglesia, “las sociedades de orden superior deben ponerse de acuerdo en una actitud de ayuda (“subsidium”) por tanto de apoyo, promoción, desarrollo respecto a las menores”.

miércoles, 14 de octubre de 2009

Testamento del guerrilero...

Un radiodifusor, del Maracaibo que no volverá, un poeta, que fuera dueño de Radio Mara, escribió, poco antes de morir, un testamento: su último poema.
Se trata de Luis Guillermo Govea: El güerrillero del aire.
El recorte de prensa, que no sé cuántos años puede tener, que responde a eso de Escritos en el Tiempo, se ha salvado del holocausto que, de mis papeles, viene haciendo mi esposa Lérida. Parece que nos estuvieramos empezando a despedir...
Luis Guillermo Govea era hermano de Angel Emiro Govea. Me detengo para decir quién fué Angel Emiro Govea.
Fue Médico de Niños, como él quería que se le dijera siempre, uno de los fundadores de Acción Democrática, orador de fuste y brillo, que, además, fuera también abogado. Y en el poema es el hermano el más pobre...
Comparto con ustedes ese testamento:
Voy a pedirle a mis hijos
una cosa muy pequeña
a nadie digan que he muerto
digan que su padre sueña
Si casi toda la vida
me la he pasado soñando
con el huso de la muerte
seguiré sueños hilando
Mi mano ignoró el secreto
que mantuve en la otra mano
di el corazón di los ojos
y el más pobre fue mi hermano
El asalto de la muerte
hace tiempo lo esperaba
la sangre que dijo un día
lo que el corazón callaba
Seguro del derrotero
que me asignara el destino
cada dardo que me hirió
lo hice rosa en el camino
Santa de mi devoción
fue eternamente mi madre
y fue el juez de mi conciencia
el ejemplo de mi padre
A vuestra madre la quise
como un pájaro a la aurora
la adoré cuando vivía
y mi cadáver la adora
A la hora en que me voy
solo una cosa les pido
al Dios todopoderoso
hagánle en el pecho un nido
A su madre me la quieren
por sobre todas las cosas
procuren que las espinas
sean menos que las rosas
Adios,mi viejita linda
adios, mis hijos me voy
si un día me necesitan
todos saben dónde estoy.
Fue Testamento, el último poema de ¨El guerrillero del aire ¨.

domingo, 11 de octubre de 2009

El Baralt que conocí...

Cualquiera que lea el título de estas notas podría pensar que me estoy refiriendo a nuestro insigne Rafael María Baralt, o al Liceo Baralt, donde estudié buena parte del bachillerato, o al Teatro Baralt. Se trata de un gran zuliano que recién dejara este mundo: Omar Alberto Baralt Méndez.
El Dr. Omar Baralt era mencionado por un amigo. Era yo un adolescente.
Siempre se refería a él como una excelente persona, capaz e incluso hablaba de que estaban ponderando acerca de la necesidad de crear una universidad privada en Maracaibo y el Dr. Baralt Méndez podía ser el rector. Eran los años de la década del sesenta, para ser exacto, por allá por 1965. Ya el Movimiento Revolucionario de Izquierda (MIR) se había fraccionado: entre los que estaban con la lucha de masas y los que persistían con la de guerrillas. El Dr. Omar Baralt se había inclinado por la primera, junto, a hombres como Domingo Alberto Rangel, entre otros.
Ya el Dr. Baralt se había destacado en la lucha estudiantil contra la dictadura del general Marcos Pérez Jiménez, en la juventud de AD y en la fundación del MIR en el Zulia.
Podría afirmarse que evolucionaba hacia ideas distintas al marxismo-leninismo que penetró la juventud de Acción Democrática. Pienso que lo hacía, hacia una democracia social o social democracia moderna actualizada.
Tenía, quien escribe, en el 66, diecinueve años de edad, con inquietudes políticas y me entusiasmó la idea de la Integración de las Izquierdas que, promocionaban Raúl Ramos Giménez, Domingo Alberto Rangel, Luis Miquilena y otros. Nacía el PRIN.
Todavía era PRN, en vía hacia su integración con el MIR-blando y con el VPN. Tomé la iniciativa de ir a inscribirme. En la calle Carabobo quedaba la sede. Esa noche me recibió el secretario general: el Dr. Omar Baralt Méndez. Dijo unas hermosas palabras de bienvenida y me firmó el carnet, que aun conservo; él, como secretario general y Ramos Giménez como presidente de la naciente integración.
Siempre le caracterizó un trato amable, elegante y atrayente. Siempre con una sonrisa.
Ingresé a la Facultad de Derecho, seguí conociéndole.
El PRIN fue efímero. Yo fui su último secretario juvenil seccional.
Nos quedamos sin militancia.
Apoyé, por invitación de mi fraternal amigo, siempre recordado, Helí Saúl Fuenmayor Ávila, a Carlos Andrés Pérez que daba muestra aperturista con su candidatura presidencial. Y encontré al Dr. Omar Baralt Méndez apoyando a CAP.
Por iniciativa de Helí Saúl, que en paz descanse, formé parte de la fundación del Escritorio Jurídico “Baralt-Rincón”. De nuevo el encuentro con el Baralt que conocí… siempre amable, cordial y atrayente.
Fuenmayor Ávila me recomendó, ante el Dr. Baralt gobernador, para Inspector del Trabajo en el Zulia, y aceptó la recomendación de su secretario privado.
Pasaron los años, el Derecho Agrario nos acercó más. Siempre el Dr. Baralt con sus características personales de gran persona. Una vez me dijo: “Llámame Omar…” y yo nunca lo dejé de tratar de usted y de Dr. Mi trato para con mis maestros y profesores siempre ha sido así.
Hicimos mucho por el desarrollo del agrarismo. El había fundado la cátedra de Derecho Agrario en la Facultad de Agronomía de LUZ. Su tesis de graduación de Abogado fue sobre esta materia.
El Dr. Baralt era un hombre de avanzada. Progresista. Intelectual brillante, político de fuste, excelente jurista y abogado, gran profesor de LUZ en las materias Economía y Derecho Agrario. Empresario agropecuario e industrial. Exitoso en todo.
Puedo concluir afirmando que el Dr. Omar Baralt fue un icono de acrisolada zulianidad. Me sentí orgulloso de su amistad, que como toda amistad siempre fue desinteresada. Y aquí quiero detenerme un instante. Resulta que, este escrito, lo he elaborado hoy once de octubre de 2009 cuando la Iglesia ha tenido en su Liturgia de la Palabra, la importancia de la sabiduría sobre la riqueza (Sab 7, 7- 11) y el trato que Jesús da al hombre rico, al decirle si quieres la vida eterna vende todo lo que tienes y sígueme (Mc 10, 17 – 27). Dios lo que quiere es el desprendimiento, saber compartir con los demás lo que se tiene, sin acaparar para si, ni incurrir en la idolatría del dinero como bien supremo. Pienso que, yo ví en el Dr. Baralt a un hombre más interesado en el ser que en el tener aun cuando hiciera riqueza. No sabía su secreto católico: “le prometí a mi Madre, que me lo pidió antes de morir, que rezara cada noche antes de acostarme, tres ave marías y ni en mis días de guerrillero dejé de hacerlo” (Lo reveló Monseñor Roberto Lücker, quien pudo imponerle los santos óleos antes de morir, según Julio Portillo en sus Palabras, el 30 de septiembre del 2009, para despedir sus restos). Y lo intuía… en el Baralt que conocí…
Recuerdo que la última vez que nos vimos me dijo: Siempre los dos hemos coincidido, sin ponernos de acuerdo, en la lucha por la democracia y la libertad. Me sentí triste al verlo; pero alegre, orgulloso, al escucharle defender, con brillantez y valentía, nuestra democracia, amenazada de destrucción, en la sede de Alianza Popular en Bella Vista; triste porque ví que su salud le traicionaba…Al momento de su despedida, en la funeraria Zulia, el Dr. Carmelo Contreras dijo, en presencia de amigos y de mi hijo–colega, Dr. Rafael Inciarte Molero, lo siguiente: “El Dr. Baralt siempre te quiso mucho…”

viernes, 9 de octubre de 2009

¿Crecimiento o desarrollo?

No podemos perder de vista que Dios creó al hombre a imagen suya; macho y hembra lo creó. (Gn 1,27)
Esta verdad bíblica significa que, en cada persona, debemos ver a un hermano. Que a nadie debemos discriminar por ningún motivo. Amarle como nuestro prójimo y amarle como amarse a si mismo. Al hacerlo estamos amando a Dios con todo el corazón, con toda la mente, con toda el alma, la mente y el cuerpo.
Yo he sostenido y lo reitero que, la inmensa mayoría de los gobernantes y políticos tienen no sé que cosa, pero les cuesta decir que aman a Dios y al prójimo. ¿por qué será? ¿Será porque nadie les cree?. Y esto no ocurre solo en el ámbito de la política, que es la forma más cristiana de servirle al prójimo, también sucede en el de la economía.
En toda actividad hay que tener presente el amor a la persona humana y a su dignidad.
Yo estoy cansado de oír hablar de crecimiento económico. Que ha sido sostenido; pero ¡carajo! no veo el crecimiento en calidad de vida, en bienestar de la gente, en desarrollo humano integral. Escribo desde Maracaibo y quien quiera ver cómo está la ciudad que venga, pero es pareja la situación para Venezuela entera. ¿Puede hablarse de calidad de vida con secuestros, atracos, robos, asesinatos, pobreza in crescendo, carreteras en pésimo estado – con todo ser un país petrolero – apagones, inflación galopante, hospitales públicos que dan lástima, “médicos” cubanos que no son ni siquiera paramédicos…? Y todo esto ha pasado cuando ha habido crecimiento económico sostenido o seguido durante seis o siete años consecutivos y cuando los ingresos han sido superiores a más de 800 mil millones de dólares. ¿Qué será de nosotros los venezolanos cuando ahora el gobierno de Chávez anuncia que el próximo año habrá un crecimiento económico CERO?.
La economía requiere de libertad para emprender sin obstrucciones. Por supuesto de una libertad responsable. Poner la capacidad de conocimiento, de saber científico, para intuir y satisfacer las necesidades humanas. Es una actividad humana que debe ser ejercida prevalentemente por el sector privado, sin temerle a la participación del Estado; pero éste debe encargarse de garantir el estado de derecho, la seguridad jurídica de personas y bienes, con respeto a la propiedad privada y a las reglas claras, sabias y pocas.
Un verdadero desarrollo ha de ser integral, que promueva al hombre y a todos los hombres. El desarrollo no se reduce al solo crecimiento económico.
La economía es verdad requiere de libertad, pero, también de ética y no de una ética cualquiera, como la llamada business ethics, que como afirma Benedicto XVI, no es cuestión de pasar por éticas “decisiones y opciones contrarias a la justicia y al bien del hombre” (Cáritas in veritate no. 45).
Finalizo diciendo que la economía tiene que estar al servicio del hombre, de manera que, tanto la propiedad privada como la pública, contribuyan a poner en práctica el principio del destino universal de los bienes, como lo afirma la doctrina social de la Iglesia.

sábado, 3 de octubre de 2009

El progreso, es vocación

Después de haber comido, dice Jesús a Simón Pedro: Simón de Juan, ¿me amas más que éstos?
Le dice él: ¨Si, Señor, tú sabes que te quiero ¨. El maestro le ordena: ¨Apacienta mis corderos ¨. Por segunda vez le pregunta: ¿me amas? Si, Señor, tú sabes que te quiero. Por tercera vez vuelve a preguntarle: ¿me quieres?
Pedro se entristeció. Jesús, le repite: ¨Apacienta mis ovejas ¨( Jn 21, 15 – 17 ).
¨¿Aun no comprenden, ni se acuerdan de los cinco panes de los cinco mil hombres, y cuantos canastos recogieron?¨( Mt 16, 9 ).
Jesús quiere que Pedro enseñe, instruya, dé el pasto espiritual a los hombres, pero también indica que hay que tener fe, que ésta esté acompañada también, del pan material. Desea Jesús que el hombre no tenga hambre, ni espiritual ni física. Sabe que solo así el hombre tendrá paz. Se preocupa por el desarrollo humano integral.
La Iglesia, a través de las distintas encíclicas, ha promovido el desarrollo humano integral, el desarrollo de los pueblos, que no es solo y aparentemente materia económica y social, sino que tiene un carácter ético y cultural. La Iglesia propone como única y verdadera solución para la ¨cuestión social ¨ - derivada del conflicto capital – trabajo – la doctrina social que, como sostiene Benedicto XVI, tiene como principio principal la caridad que ¨adquiere forma operativa en criterios orientadores de la acción moral: la justicia y el bien común¨. Por eso, cuando la Iglesia se ocupa del desarrollo de los pueblos, no puede ser acusada de sobreponer su campo específico de competencia y mucho menos, el mandato recibido del Señor.
En el humanismo pleno que promueve no tiene ni podrá tener jamás cabida, la negación o limitación de los derechos humanos, como por ejemplo, el derecho a la libertad religiosa, el derecho a participar en la construcción de la sociedad, la libertad de asociación, o de formar sindicatos o de tener iniciativas en materia económica ¿ esa limitación no empobrece más a la persona humana igual o más que la privación de los bienes materiales ?.
Estas notas siguen la Encíclica Cáritas in veritate , del Papa, Benedicto XVI, sus referencias y citas bíblicas en ella contenidas. Y las termino recordando a la humanidad la condena severa de la lucha de clases pero haciendo la salvedad de que la paz se edifica sobre el fundamento de la justicia.
Hay que leer y releer las encíclicas Rerum novarum, Sollicitudo rei sociales y Populorum Progressio de León XIII, Juan Pablo II y Pablo VI, respectivamente, que son de permanente actualidad en esto de darle respuesta a la cuestión social en el difícil mundo globalizado del presente y sus consecuencias en detrimento del bienestar del ser humano en el planeta.

viernes, 25 de septiembre de 2009

La Iglesia no hace política.

¨No te dejes vencer por el mal, antes bien, vence al mal con el bien ¨( Rm 12, 21 ).
Decía Jesús a los judíos que habían creído en él: ¨Si se mantienen en mi palabra, serán verdaderamente mis discípulos, y conocerán la verdad, y la verdad los hará libres ¨( Jn 8,31 ).
La Iglesia propone el bien y hace el bien. De ella fluye constante y permanentemente la paz.
La Iglesia nos propone, a creyentes y a todos los hombres de buena voluntad, responder al mal con el bien.
Benedicto XVI plantea un reto, que es de la Iglesia, que es Cáritas in veritate.
La Iglesia no hace política, ¨no obstante tiene una misión de verdad que cumplir en todo tiempo y circunstancia a favor de una sociedad a medida del hombre, de su dignidad y vocación ¨( No. 9 Encíclica Cáritas in veritate ).
Sabe la Iglesia que la verdad nos hará libres ( Cfr Jn 8, 31 ).
La Iglesia sólo ofrece¨como orientación ideal e indispensable , la propia doctrina social…¨( Centesimus annus No. 43 ) que tiene como principio ( sobre el cual gira la doctrina ) la caridad. Un principio que adquiere forma operativa en criterios orientadores de la acción moral. Esos criterios son la justicia y el bien común.
La Iglesia anuncia siempre a Cristo. Sabe que Jesús vino no a juzgar, sino a servir y no a ser servido.
La Iglesia no pretende tener un poder terrenal y respeta la soberanía de los otros poderes. La Iglesia propone un desarrollo humano integral de los pueblos, para cuyo logro no bastan iniciativas individuales y locales. La Iglesia sabe que la presente situación del mundo , de crisis económica y financiera, generadora de hambre, pobreza y miseria, de mucho dolor para millones de seres en el planeta, exige una actuación de conjunto, universal, y sabe, además, que ¨el compartir los bienes y recursos, de los que proviene el auténtico desarrollo, no se asegura solo con el progreso técnico y con meras relaciones de conveniencia , sino con la fuerza del amor que vence al mal con el bien y abre la conciencia del ser humano a relaciones recíprocas de libertad y de responsabilidad¨( no. 9 citado ). La Iglesia reconoce la positividad del mercado y de la empresa, pero al mismo tiempo indica que éstos han de ser orientados hacia el bien común y el respeto a la dignidad del trabajador ¨( Juan Pablo II ). Tener presente que el solo mercado no basta para la solución de los problemas sociales y económicos en su conjunto, principalmente, de los más débiles y necesitados.

domingo, 20 de septiembre de 2009

No soy dictador...

Yo recuerdo que cuando era un niño, asistía a clases en el colegio público donde estudié. Se trataba del Grupo Escolar Nacional General Rafael Urdaneta, ubicado en la Urbanización Urdaneta, en Maracaibo; urbanización construida por la administración o el gobierno del General Isaías Medina Angarita. En esa urbanización nací.
Asistía a clases puntualmente. Nunca hubo un día sin clases. Los maestros no fallaban. Si, por enfermedad o por cualquier otra causa, algún alumno no asistía, el maestro iba a casa del estudiante a averigüar qué le pasó. Los maestros ganaban poco y tenían un gran respeto del pueblo. No puedo olvidar a Trino Castellano, al bachiller Molero, al maestro Méndez, a Manuelito Andrade, a Elvia de Andrade, a Trina Araujo, entre otros, que eran muy queridos, apreciados y respetados. Nunca hubo una huelga. Y como se aprendía de esos educadores. Había clases de música, con piano incluido. Los salones de clase siempre ordenados y pulcros. Había salón para representaciones artísticas. Un área para hacer deportes. Muchos árboles en sus terrenos.
El Día Nacional del Arbol, un bus nos llevaba a rendirle homenaje a los árboles. Nunca he olvidado la letra de la canción dedicada al árbol: ¨Al árbol debemos solícito amor. Jamás olvidemos que es obra de Dios...¨
Los sanitarios del colegio siempre limpios.
Nunca hubo alguien que atracara a un alumno. No se iba con miedo al colegio.
Recuerdo que en nuestra casa dormíamos con las ventanas abiertas y jamás alguien se metió a robar.
Gozaba un puyero con los primeros programas de televisión. Era sana la tv y El Observador Creole y el Reporter Esso eran buenos noticieros.
A cualquier hora podía uno andar por los caminos, calles , de Venezuela y nunca, jamás, andaba uno aterrorizado por ser atracado o por ser baleado para robarle el carro, unos zapatos o unas botas o un dinero.
Maracaibo escuchaba a Armando Molero a las once y treinta de la mañana. Se almorzaba. Y a la una de la tarde se pegaba de nuevo, a trabajar. Los carritos por puesto eran puntuales y los buses también. El agua y la luz en la casa nunca falló.
Los maestros eran respetados. Enfatizo.
Los hospitales el Central y el Chiquinquirá funcionaban a cabalidad. Eran atendidos por monjitas y eran modelos de pulcritud y eficiencia.
¿ Saben quién gobernaba en Venezuela ? El general Marcos Pérez Jiménez. Y había un buen Poder Judicial de jueces probos y capaces.
Era una dictadura.
Yo no soy dictador pero ! carajo ! yo no quiero este relajo, este desorden, esta inseguridad, que vive ¿ vive ? Venezuela.
Un gobierno que no garantice la paz, la seguridad jurídica de personas y bienes, que no asegure el orden, que no sea capaz de asegurar comida sana y barata, que después de diez años descubra que hay un fracaso en materia de salud, que no proteja la vida de las personas, y tenga al país sumido en el miedo y en el terror, y en la destrucción de sus servicios, de carreteras... no tiene razón de existir. Debería renunciar. RENUNCIAR.

jueves, 17 de septiembre de 2009

Tejera Paris y Gobierno en Mano

Enrique Tejera Paris acaba de publicar un libro de Memorias ( 1958 – 1963 ). Se anuncia que es el primer tomo de cuatro.
Pues bien, acabo de leer y releer el primero: Gobierno en Mano. Memorias ( 1958- 1963 ).
Este libro habla desde el pasado para el presente y más allá.
Varias cosas me han llamado la atención. Hoy publico algunas, con el permiso no solicitado, del autor. No creo que, un hombre de su calidad, se disguste por ello. Corriendo el riesgo procedo hacerlo.
¨Se consideraba de pésimo gusto hacerse propaganda…¨como se hace ahora con vallas, afiches, radio, tv,… y lo hacen todos. No han hecho la obra y primero la valla…
¨El culto a la personalidad , la vanagloria se rechazaba por cursi, por ridículo. Recordaba a los adulantes de Gómez, los bigotes del padrecito Stalin o a Charles Chaplin disfrazado de Hitler y jugando con su globo terráqueo de goma¨.
Dice Tejera que él ¨añora para Venezuela más gobiernos como ese de Rómulo Betancourt o los siguientes de Leoni y Caldera, por ejemplo. Esos héroes civiles gozaron del placer de gobernar combinado con la seguridad de ser respetados para siempre. Pero el respeto no se les debe sólo por ser honestos y buenos administradores. Se les debe más todavía cuando imponen honestidad. Y se les debe porque mostraron capacidad para bien resolver las crisis y aprovechar las coyunturas¨( pág. 198 y s. ).
El diálogo con el Che Güevara en La habana ( páginas 188 y ss ).
¨Ya supe que estuviste en el Banco Central¨, me dijo. ¨Felipe Pazos no va a seguir allí ¨.
- Y ¿ quién sería el Presidente ? pregunté pensando en Regino Botti.
- ¨Pues seré yo ¨-
- ¡ Tú! Exclamé impertinente. ¡ Tú eres médico ¡
- ¨A ti mismo te oí decir en una conferencia en Guatemala que la economía y la medicina se parecen mucho¨.Y siguió: ¨Me puse a estudiar economía , en Guatemala y México ¨.
- ¿ Cuándo te vas ?¨.
- Esta noche. ¨
- ¨Te vas a llevar un coche al hotel y yo te pasaré buscando más tarde¨.
- Caminando bordeando el mar.
- Comencé. Regino me estuvo diciendo que ¨hasta ahora Cuba ha seguido la política de ¨portarnos bien ¨con Estados Unidos y ¿ de qué sirvió ¨?
- ¨…bueno qué se va a hacer, no tenemos miedo. ¡ Que le aflojen a la bóveda hasta el último tornillo y que nos caiga encima y tú comprenderás que no veo razón para pensar tan catastróficamente¨.
- ¨Ernesto, ¿ Por qué no hacen elecciones ? ¡ Ustedes van a ganar de todos modos ¡ ¡ La popularidad que tienen es inmensa ¡
- ¨Mira Enrique, tú eres mi amigo y contigo puedo ser franco. Aquí nos vamos a echar por la calle del medio. Nos vamos por una alianza de fondo con la URSS. Si no fuera a fondo, no nos ayudaría sino a medias y los Estados unidos nos invadirían. Tenemos que irnos a fondo con la URSS¨.
- Tejera Paris le propuso hablar con Fidel, aunque él no me quiere mucho…¨
- ¨No, no…¿ Para qué ? Fidel no es comunista ni es nada¨, me dijo con cierta tristeza, ¨esto no es cuestión de conversar con los americanos ( sic) ni con más nadie. Esa gente no quiere, no puede hablar con nosotros. Quieren que sigamos como colonia, como burdel, nos desprecian a nosotros todos y a ustedes también¨…
- Tejera se lo contó a Rómulo. Oyó silencioso.
- ¨Ese amigo tuyo ( en tono de reproche ) lo que es, es un fanático. Tú y yo conocemos a los comunistas caribeños . Ese no es caribeño. Ese es como alemán, como ruso…¨
- Es vasco, le dije riendo.
- ¨Peor¨.
- Cuba no pactó una alianza sino una dependencia colonial con la URSS.

sábado, 12 de septiembre de 2009

¿ Qué es un gobierno eficaz y estable ?

¿ Sólo 48 millones de ciudadanos no tienen seguro médico en EE.UU ? ¿ Por qué no lo tienen ? ¿ Por qué se invierte millonadas de dólares en armas ? ¿ Cuánto invierte en gastos militares ? EEUU vive la tragedia de tener un sistema de salud considerado el peor del mundo occidental. Los escandinavos no lo viven. Me consta el Estado de Bienestar noruego. ¿ Costoso ? No importa. Porque lo que se invierte en los ciudadanos es garantía de la existencia feliz del mejor capital que un país tiene: el recurso humano.
¿ Cuántos venezolanos tienen seguro médico ? No sé, pero el número debe ser elevadísimo. No me cabe duda al respecto. ¿ Y cuánto se gasta en compra de armas ?.
Y por qué los ciudadanos estadounidenses y no estadounidenses - extranjeros - no tienen seguro ? Por las mismas razones de los venezolanos. Los costos de los seguros son inaccesibles para la mayoría, incluso, cada día es mayor la intranquilidad del que, a duras penas, puede contar con un seguro médico.
¿ Saben ustedes ! amigos ! cuánto cuesta hacerse un cateterismo en una clínica privada en Venezuela ? Más de cien millones de bolívares. Y en USA, ni me atrevo a pensar... Si aquí, en una clínica privada descubren o se enteran que tienes una póliza de 650 millones de bolívares( 650.000 Bs. fuerte ) , la que anuncia Gilberto Correa, te la consumen, así sea simple lo que tengas.
¿ Asunto del capitalismo ? ¿ Asunto de la revolución ¨bonita ¨? ¿ Asunto de libre comercio ?
! Carajo ! ¿ qué pasa ? ¿ no pueden ser reducidos los gastos en compras de armas ? ¿ no pueden ser invertidos esos gastos en salud ? ¿ falta de amor al prójimo, falta de moral y de ética ?.
Recordé a Oscar Arias, en entrevista reciente, y el Nobel de la Paz, recordó el ejemplo de Costa Rica para el mundo, la eliminación del ejército. Esos gastos militares se dedican, desde el llamado Espíritu del 48, a inversiones en salud, educación, vivienda y trabajo. Costa Rica tiene una democracia eficaz y estable, porque a un ciudadano sólo le interesa que le garanticen su bienestar. Costa Rica tiene al frente a un presidente que es un hombre sabio. El es abogado, filósofo, politólogo y empresario; pero, es cristiano y como tal ama al prójimo y se dedica a servirle y a no ser servido.

viernes, 11 de septiembre de 2009

El amor en la verdad

La caridad es amor. El fariseo pone a prueba a Jesús y le pregunta ¨Maestro, ¿ cual es el mandamiento mayor de la Ley ? El le respondió: ¨Amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma y con toda tu mente. Este es el mayor y el primer mandamiento. El segundo es semejante a éste: ¨Amarás a tu prójimo como a ti mismo. De estos dos mandamientos penden toda la Ley y los Profetas¨( Mt 22, 36-40 ).
¨La caridad es paciente, es amable, no es envidiosa, no es jactanciosa, no se engríe; la caridad es decorosa; no busca su interés; no se irrita; no toma en cuenta el mal; no se alegra de la injusticia; se alegra con la verdad¨ ( I Co 13,6 ). Es la caridad en la verdad, como afirma Benedicto XVI en su Encíclica Cáritas in veritate, su primera encíclica en lo social, que sigue el hilo conductor de las anteriores de sus predecesores, Rerum Novarum, Populorum Progressio y Sollicitudo rei sociales, ajustada a la realidad dramática del mundo actual.
¿ Cuál es la verdad ? La respuesta conduce al cristiano más allá de sus limitaciones humanas acerca de la verdad.
Jesús responde: ¨Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida. Nadie va al Padre sino por mí. Si me conocen a mí, conocerán también a mi Padre; desde ahora lo conocen y lo han visto¨( Jn 14, 5-7 ).
Seguir ese Camino lleva al cristiano a saber que Dios es Amor y por ese Amor, nos dio a su Hijo para nuestra salvación. Y que no nos dará si tenemos fe en El. Por eso ni tribulación, ni angustia, ni presente, ni futuro, ni muerte ni vida, ni poderes, ni peligros, ni espadas, ni hambre, ni desnudez, podrán separarnos de El ( Romanos 8, 31- 39 ).
Jesús es agua viva. El que beba de esa agua ¨se convertirá en él en fuente de agua que brota para vida eterna¨( Jn 4, 8- 16). Jesús da esa agua a una samaritana. Para El, no existe diferencia de ningún tipo al dar su amor, su palabra, sus enseñanzas.
Jesús nos dice: ¨ustedes son de abajo, yo soy de arriba. Ustedes son de este mundo, yo no soy de este mundo¨( Juan 8,22). Con ello nos invita a seguir las cosas espirituales, celestiales, aun cuando seamos de este mundo. Nos llama a que con ¨sinceridad en el amor, crezcamos en todo hasta aquel que es la cabeza, Cristo¨( Ef 4, 16 ), de quien todo el cuerpo recibe trabazón y cohesión por la colaboración de los ligamentos, según la actividad propia de cada miembro, para el crecimiento y edificación en el amor¨( Efesios 4, 16 ).
Vivir la caridad en la verdad nos lleva a vivir como Cristo. Su anuncio es el principal factor de desarrollo, como afirma Pablo VI. Es vivir sin apego a lo material, sin avaricia, sin codicia, siendo solidario con los demás, compartiendo y dando lo mejor de nosotros. Caminar por la vía del desarrollo con todo nuestro corazón y con toda nuestra inteligencia, es decir, con el ardor de la caridad y la sabiduría de la verdad. Vivir la caridad en la verdad lleva a comprender que la adhesión a los valores del cristianismo es indispensable para la construcción de una buena sociedad y un verdadero desarrollo humano integral.
La caridad es el principio sobre el que gira la doctrina social de la Iglesia. La caridad es un principio que adquiere forma operativa en criterios orientadores de la acción moral: 1. La justicia y 2. El bien común. Justicia y bien común se requieren con urgencia en momentos de crisis planetaria, humanitaria, económica y financiera, en aras de una globalización que necesita de un rostro más humano antes de que sea tarde.

domingo, 6 de septiembre de 2009

A los malos recuerdos, el olvido y el perdón

He leido Crónica de Milagros Socorro en ! Claro ! no. 137, septiembre 2009, 1a. semana, un artículo suyo titulado Los malos recuerdos.
De verdad que, si queremos la reconciliación entre los venezolanos, debemos borrar de nuestro léxico, de nuestra memoria, aquello de ¨Prohibido olvidar¨, ¨Míralos bien para que no se te olviden¨. ¨Todos los días riego esa matica, para que no se me seque el rencor¨.
Habrán cosas, que como dice la periodista citada, son o corresponden ¨al patrimonio intangible y también simbólico que las sociedades deben preservar¨.
El rencor como el odio deben ser drenados, no reprimidos. Cuando una persona o un régimen político - una dictadura p.ej. - reprimen y no permiten canales o vías de expresión, a la larga están retrasando en el tiempo el estallido. Por eso las dictaduras tienen un final trágico y hay que ver lo que viene después. Hay que recordar, en ese sentido, la liberación española post franquista, y en Venezuela, lo que ocurrió después de la caida de la dictadura de Pérez Jiménez.
Hay que sustituir el odio por el amor; hay que cambiar los malos pensamientos y sustituirlos por otros. Llorar libera y hace olvidar los malos recuerdos. Y el perdón se acomoda en su lugar.
Si algo debemos hacer los venezolanos es amar, ser luchadores por la paz y amantes de la vida.
Decía una canción de la siempre recordada Celia Cruz: al pasado písalo.
Bachelet sufrió, como nadie, la represión de Pinochet. Su padre fue asesinado por la dictadura y élla, torturada salvajemente. Ver su cara es ver amor, perdón y alegría. Por eso sale de la presidencia de Chile con un 73% de popularidad.

viernes, 4 de septiembre de 2009

Cambio de actitudes

Benedicto XVI, mi admirado Santo Papa, propone, en su reciente encíclica, Cáritas in veritate, que vengo estudiando y difundiendo por mis blogs - consecuente con recomendaciones papales de contribuir a darle más dignidad a los MCS - que la solución a los problemas de la humanidad actual, entre ellos la crisis económica y financiera global, pasa por anunciar a Jesucristo, escuchar y practicar sus enseñanzas, leer, estudiar y predicar las Sagradas Escrituras, por supuesto, la Biblia. Cristo es la ¨imagen de Dios invisible, el primogénito de toda la creación¨( Col 1, 15-20).
Seguirle a El, que es Dios, ¨cabeza de la Iglesia ¨es encontrar nuestra salvación individual y global. Porque Jesús vino a amar, a servir y a no ser servido. Supone en el cristiano - en todo hombre y mujer de buena voluntad - un cambio radical de corazón, ya que, ¨nadie echa vino nuevo en odres viejos, porque el vino nuevo revienta los odres y entonces el vino se tira y los odres se echan a perder ¨( Lc 5, 33-39 ). Ese odre viejo es un corazón anquilosado, incapaz de aceptar que el mundo actual lleno de injusticias, de mentiras, de falsedades, de marginados, excluidos, pobreza y miseria, tiene que cambiar, porque ¨todo cambia, la religión también¨, como expresa André Séve. Es cambio para la salvación de una humanidad abatida.

domingo, 30 de agosto de 2009

Las lecciones de Bariloche

UNASUR acaba de reunirse en Bariloche en Argentina.
El Movimiento 2D Democracia y Libertad, publica, en El Nacional de hoy domingo 30 de agosto de 2009, un documento titulado, UNASUR: consenso, a pesar de todo...
De ese documento, que suscribo en su totalidad, como ciudadano que soy, se desprende que hubo en esa cumbre de presidentes, una resolución de implicaciones diversas y, sin duda, útiles. Las conclusiones generales tendieron a darle al Consejo Suramericano de Defensa un papel relevante.
Para Venezuela la transparencia es una mala palabra. No podrá evadir el compromiso de Bariloche.
Ni Chávez ni Evo no entendieron qué se proponían los presidentes ni lo que es Unasur.
¿ Cuáles fueron esas lecciones dirigidas en particular al presidente Chávez?.
1. La reivindicación de la diplomacia.
2. Que es preciso concurrir a los organismos multilaterales con una preparación adecuada, sin dejarlo todo a la improvisación.
3. Que la retórica se convierte en bumerang cuando las palabras se usan como proyectiles.
El presidente de Brasil, Lula Da Silva postuló, como cuestión vital de Unasur, tres principios: la paz, la democracia y el progreso.
Lo lamentable de todo es que Chávez no cree en esos principios. Lo está demostrando de manera alarmante en Venezuela de nuestros días. Los venezolanos tenemos el reto de resistir para la imposición en lo interno patrio de esos principios. Es el reto del presente.

Un buen cristiano

Lo más importante es cumplir los mandamientos de Dios. Sus preceptos contienen sabiduría y prudencia. El pueblo, el hombre en lo individual, al practicarlos se hace sabio y prudente. Nunca se extravía y se hace grande, tanto el pueblo en lo colectivo como la persona en lo indivual; pero pobre será el que los ignora.
Hay que ser consecuente con la palabra y esto se logra con su práctica.
El buen cristiano sigue los mandamientos y cumple con la Palabra de Dios, la estudia, la internaliza y la predica. Se hace justo con los que sufren, con los huérfanos, las viudas, con los pobres, marginados y excluidos.
Un buen cristiano es recto, es justo, no le hace mal al prójimo, no daña al vecino, no calumnia,hace un buen uso de la lengua para no desprestigiar a nadie. No es usurero ni acepta soborno en contra de inocentes.
Pero lo más importante: la correspondencia entre la palabra y la acción.
Un buen cristiano, aun cuando está en este mundo corrompido, se guarda, se preserva. No admira, no acepta al malvado.
Un buen cristiano debe purificar su corazón. Que de éste nazcan buenas acciones, tales como amor, misericordia, bondad y perdón; porque lo que contamina al hombre, como dice Jesús, es lo que sale de su boca, de su corazón, cuando de éste, nacen robos, desenfrenos, homicidios, secuestros, fornicaciones, desenfrenos, codicia, envidia, entre otras, malas acciones.
En la mente del cristiano deben albergarse sólo pensamientos que bendigan. Hay que cuidar el pensamiento que nace del corazón.

miércoles, 26 de agosto de 2009

La ley es justicia

Tener paciencia con los niños, amarles, porque de ellos es el Reino de Dios. Un poco - ¿ o mucho? - de su inocencia debe embargar nuestros corazones. Purificar éstos, que es decir, revisión constante y permanente, con perseverancia, de nuestro interior, para tener caridad y comprensión para con el prójimo, en especial para con los jóvenes. Que nuestra vida familiar y social sirva para su formación, lo que implica, luchar por llevar una vida digna de Dios, intachable, siguiendo su Palabra, aceptandola en nuestras vidas.
Predicar el Evangelio es agradar a Dios. No es para adular ni buscar honores y recompensas. Dios conoce nuestros corazones. No vamos a engañarlo nunca. No es contradictorio con el afecto al prójimo el predicar el Evangelio, al contrario, es estar dispuesto a dar la vida por los demás. Condúcenos Señor por tu camino.
Purificarnos interiormente es estar dispuesto a tener un corazón de carne y no uno de piedra. Es tener entusiasmo, alegría, capacidad de sacrificio para el gozo a través de éste, a aplicar la justicia, la misericordia y guardar siempre fidelidad a Dios y a nuestra conciencia. No ser fariseos o hipócritas.
No ser como los que descuidan lo más importante de la ley, que son la justicia, la misericordia y la fidelidad. ¨! Ay de ustedes, escribas y fariseos hipócritas, que limpian por fuera los vasos y los platos, mientras que por dentro siguen sucios con su rapacidad y codicia¨. Esto dice Jesús, de manera polémica, en contra de quienes no son capaces, ayer y hoy, de ver las señales de los tiempos que claman cambios para que brillen la paz, la justicia y el amor, un mundo más humano que el actual.

viernes, 21 de agosto de 2009

la Belleza del Amor

La historia de Noemí y Rut es modelo de amistad y de amor para todas las personas. Como habiendo quedado viuda y sin hijos, angustiada y desamparada, Noemí sigue confiando en Dios y mujer justa les dice a sus nueras, Orfá y Rut, que regresen a su pueblo, Moab, desde Belén de Judá, donde Noemí había regresado, junto con ellas, después de diez años de haber emigrado. Noemí, mujer justa, que siempre creyó en Dios, les dice que se casen de nuevo.
Orfá, regresa. No así, Rut.
Ante la insistencia de su suegra, Rut le dice: ¨No insistas que te deje y me vaya. A donde tu vayas, yo iré, donde vivas, yo viviré; tu pueblo será el mío, tu Dios será mi Dios; donde tu mueras, allí moriré y allí me enterrarán. Sólo la muerte podrá separarnos, y si no, que el Señor me castigue¨( Rt 1, 1- 3-8, 14 - 18-22).
Es el amor a toda prueba, la solidaridad ante quien ha quedado sin nada y desamparada. Es el caso de Noemí.
Dios está detrás de todo acontecimiento aunque luzca ausente. Al final, Rut, es premiada por Dios.
Ha sido recompensada por su generosidad. Porque el amor es entrega, es desinterés, es sacrificio, es solidaridad, es dar sin esperar...Es como la amistad, que está presente en toda circunstancia difícil.
Jesús nos dice: ¨Amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma y con toda tu mente. Este es el más grande y el primero de los mandamientos. Y el segundo es semejante a éste: amarás a tu prójimo como a ti mismo. En estos dos mandamientos se fundan toda la ley y los profetas¨( Mt 22, 34-40). Es ese el amor que tuvo Rut para con quien había sido su suegra. Es el amor que todos debemos cultivar. Es el amor que todos los políticos deberían tener. Es el amor que los gobernantes deberían tener para con sus gobernados sin distinción alguna. Es el amor que todos los empresarios deberían tener para con sus clientes. Es el amor que deberían tener los sindicalistas. Es el amor del esposo para con su mujer y viciversa. Es el amor de los padres para con sus hijos. Es el amor de los hijos para con los padres, honrandolos. Es el amor , es el amor, es el amor... y como diría la canción, el amor es algo más mucho más, más que una cara bonita. Es amor cuando amamos lo valioso, los valores superiores, como la honestidad, la transparencia, la responsabilidad, la verdad ...Es el amor y su belleza.

jueves, 20 de agosto de 2009

La precariedad laboral

Recuerdo una consigna que tenía una conocida corporación regional: ¨La mayor riqueza del Zulia son los zulianos¨.
Esa consigna constituía una síntesis filosófica, económica y social de apreciar al hombre como el autor, el centro y el fin de toda actividad económico-social: ¨Es el primer capital que se ha de salvaguardar y valorar...la persona en su integridad ¨ ( Gaudium et spes no. 63 ).
Estoy desarrollando este tema de dramática vigencia, al crisol del estudio que vengo realizando, como cristiano católico y ciudadano que soy, de la Encíclica Cáritas in veritate que, en lo social, constituye la primera de mi amado y admirado Santo Papa, Benedicto XVI.
Todo gobierno debe velar por la felicidad de sus gobernados. Se gobierna para todos, sin discriminaciones de ningún tipo. Teniendo presente lo que Bolívar decía: ¨La mayor suma de felicidad posible¨. El gobierno que lo logra es buen gobierno.
En momentos de crisis económica y financiera ¨el lujo pulula junto a la miseria, en unos pocos, tanto de gobiernos en paises desarrollados como en los pobres, sean capitalistas o socialistas. Hago exclusión de algunos países donde el Indice de desarrollo humano y el bajo índice de corrupción es ejemplar. Canadá, Noruega, Dinamarca, Irlanda, por sólo señalar algunos.
Quitarle al hombre las posibilidades de luchar por mejores condiciones de vida, irrespetar sus asociaciones, entre ellas, los sindicatos, constituye violación a derechos humanos fundamentales, como el derecho a la vida, que es primario.
Ese irrespeto no tiene justificación alguna. Los gobiernos buenos para ser tales deben garantizar el sistema de previsión y protección. No pueden fallar. La seguridad social tiene que ser garantizada.
Los pueblos están urgidos de justicia social. La lucha de éstos, a través de sus organizaciones, debe ser global como global es el mercado que ha ido en detrimento del ser privilegiando el tener.
¨La invitación de la doctrina social de la Iglesia empezando por la Rerum Novarum es dar vida a asociaciones de trabajadores para defender sus propios derechos, ha de ser respetada, hoy más que ayer, dando ante todo una respuesta pronta y de altas miras a la urgencia de establecer nuevas sinergias en el ámbito internacional y local¨( Benedicto XVI ).

lunes, 17 de agosto de 2009

No basta sólo el mercado...

Si nos ubicamos en la realidad económica-financiera globalizada del mundo actual, donde la avaricia, el egoismo, la corrupción y la falta de solidaridad para con los demás, principalmente, los pobres, marginados y excluidos, han estado presentes, tenemos que pensar que sólo el mercado no basta.
La economía de libre mercado, en la cual creemos, ha de ¨sacar fuerzas de otras instancias¨, como dijo, en su momento, Juan Pablo II. Y es que la actividad económica no puede ella sóla resolver los graves problemas sociales con sólo ampliar su lógica mercantil. Lo ha afirmado Benedicto XVI en su reciente Encíclica Cáritas in veritate.
Estas instancias estarían referidas a la práctica de la honestidad, transparencia y responsabilidad de los actores económicos y gobernantes de todos los niveles.
Todo sistema económico es creación del hombre. Llámese liberal clásico o capitalista, socialista o comunista. Su éxito depende de la conciencia moral y a su responsabilidad moral y social. Por supuesto, que, es en libertad donde más exitoso puede ser el hombre. ¿ Por qué no puede haber espacio en libertad al ¨principio de gratuidad¨como expresión de fraternidad?. Como afirma el Santo Papa, Benedicto XVI, ¨sin formas internas de solidaridad y de confianza recíproca, el mercado no puede cumplir plenamente su propia función económica ¨. Recuerden los países ricos y los ricos en los países pobres , los gobernantes, empresarios y políticos, que, como dijo, Pablo VI, en Populorum Progressio, ¨los primeros beneficiarios del desarrollo de los países pobres hubieran sido los países ricos¨. La felicidad de todos es la garantía de la paz. Sin justicia, principalmente, distributiva, de bien común, no hay paz. Así de sencillo y de complejo.

sábado, 15 de agosto de 2009

Es sabiduría asistir a misa

La sabiduría ha preparado un banquete, ha mezclado el vino y puesto la mesa. Llama y se complace en donarse a quien carezca de ella. Es gratuita.
La sabiduría invita: ¨Si alguno es sencillo, que venga acá. Y a los faltos de juicio les dice: Vengan a comer de mi pan y a beber el vino que he preparado. Dejen su ignorancia y vivirán; avancen por el camino de la prudencia¨( Prov 9, 1-6).
Los faltos de juicio son los soberbios y malvados.
Haz la prueba, asiste al llamado de la sabiduría, y verás que bueno es el Señor ( Sal 33).
El Señor les eleva a sus invitados una pregunta. ¨Quieres vivir y disfrutar la vida?¨. Guarda del mal tu lengua y aleja de tus labios el engaño. Apártate del mal y haz el bien: busca la paz y ve tras ella¨( Sal 33).
Sabemos quiénes no atienden el llamado al banquete del Señor.
A ellos, San Pablo, dirige estas palabras: ¨Porténse como prudentes, aprovechando el presente, porque los tiempos son malos. No sean irreflexivos, antes bien, traten de entender cuál es la voluntad de Dios. No se embriaguen porque el vino lleva al libertinaje. Llénense, más bien, del Espíritu Santo, expresen sus sentimientos con salmos, himnos y cánticos espirituales, cantando con todo el corazón las alabanzas al Señor. Den continuamente gracias a Dios Padre por todas las cosas, en el nombre de nuestro Señor Jesucristo¨( Ef 5, 15-20).
Atendamos la invitación al banquete, que es la Cena del Señor, cuando Jesús dice: ¨El que come mi carne y bebe mi sangre, permanece en mi y yo en él. Como el Padre que me ha enviado, posee la vida y yo vivo por él, así también el que me come vivirá por mi ¨( Jn 6, 51- 58 ). Es la Eucaristía. Es de sabio asistir sin faltar a élla y comer y beber el cuerpo y la sangre de Jesucristo. Que es seguir su Palabra, que es Pan de Vida, de vida eterna.

martes, 11 de agosto de 2009

Reducir o eliminar las desigualdades

Las desigualdades económicas y sociales - de toda índole - deben plantear nuevas soluciones ante la crisis cultural y moral que vive el hombre en todas partes del planeta, que se viene dando desde hace hace ya largo tiempo. Es de urgencia.
Ello plantea una economía fundada en el amor, en la ¨civilización del amor ¨( Pablo VI). Una economía que no deje a un lado la caridad, la verdad, la solidaridad y el altruismo.
Una economía que tenga por fin principal el bienestar del hombre. Que tenga en cuenta que el hombre es su mejor capital.
Pablo VI, en Populorum Progressio, planteaba, para una nueva economía, el estimular todas las fuerzas pero asociando a esta empresa las iniciativas privadas y los cuerpos intermedios, para no correr el riesgo de colectivización integral y negación de la libertad.
Al negarse la libertad, se excluye el ejercicio de los derechos humanos, entre ellos, el de libre expresión del pensamiento.
Reducir las desigualdades, educar en libertad, en ejercicio de ciudadanía, donde los gobernantes sean servidores y no dictadores o autócratas, es garantía de convivencia social. Es garantía de una democracia, es garantía de paz y desarrolo.
Urge a nivel planetario la revisión, la reorientación de la economía, como dijo Juan Pablo II, en Jornada Mundial de la Paz.
La economía y lo social, mis queridos amigos y amigas, no pueden estar separados.
La concepción del bienestar, según el siempre recordado Papa, Juan Pablo II, no puede dejar de un lado la solidaridad y el altruismo.
Yo estoy siguiendo en la estructuración de estas notas a la encíclica Cáritas in veritate de Benedicto XVI.
Para Benedicto XVI es urgente una revisión honda del modelo de desarrollo. Según el Santo Papa, lo exige el estado de salud ecológica del planeta, lo requiere sobre todo la crisis cultural y moral del hombre, cuyos síntomas son evidentes en todo el planeta desde hace tiempo.

lunes, 10 de agosto de 2009

Sólo en paz hay desarrollo humano

Venezuela debe salir de su actual situación a través del voto. Dicho de otra manera, mediante métodos pacíficos e institucionales.
Venezuela es probable esté viviendo el inicio del final de la polarización.
Quienes han causado y conformado esa polarización ¨han sembrado vientos y ahora recogen tempestades¨.
Quizas quien más haya ¨sembrado vientos¨sea Chávez. Algunos podrían decir lo contrario. Lo que es igual no es trampa.
¿ Cuál es la situación ?
No la voy a describir; pero, si puedo afirmar, categóricamente, que la Venezuela del presente está muy delicada; pero ! ojo ! que no triunfe el guerrerismo sino la cultura de la vida, que es la de la paz.
Sólo en paz hay desarrollo humano integral.
Es ese desarrollo al cual aspiran todos los venezolanos, que quieren unidad, porque todos somos hermanos.
Un desarrollo en libertad, con salud, educación, seguridad y, por ende, con bienestar para todos.
No se quiere vivir en confrontación permanente sino sirviendo con alegría.

Servir con alegría

Hoy es día de San Lorenzo. Fue un diácono, es decir, un servidor, porque diaconía es servicio. Lorenzo sirvió, entregando su vida, a los pobres, mancos, enfermos, cojos, ancianos,..., los verdaderos tesoros de la Iglesia.
Servir es un don. Dios ama al que da con alegría lo que su corazón le diga y no de mala gana ni por compromiso. Y Dios, que es poderoso, lo colmará siempre de lo necesario, para que pueda participar generosamente en toda obra buena. Como dice la Escritura: Repartió a manos llenas a los pobres; su justicia permanece eternamente ( 2 Co 9, 6 - 10 ).
Dichoso el hombre honrado, que teme al Señor y ama de corazón sus mandamientos: poderosos serán sus descendientes. Dios bendice a los hijos de los buenos. Al pobre dan limosna, obran conforme a la justicia; su frente se alzará llena de gloria( Sal 111).
El hombre honrado y bueno es como el fruto que muere, producirá mucho fruto. No se ama a si mismo, se aborrece a si mismo en este mundo, se asegura para la vida eterna. Sirve a Jesucristo. Lo sigue. Es honrado por Dios ( Jn 12, 24 -26).

sábado, 8 de agosto de 2009

No desfallecer en el camino

Quien coma este pan vivirá para siempre.
La vida es difícil y presenta momentos de preocupaciones, angustias, temores y miedos. Se siente desfallecer.
En esos momentos, Dios que es sorpresa y es amor, nos da el pan y el agua para continuar con ánimo y entusiasmo.
Al profeta Elías le ocurrió en el desierto. Tenía miedo y se desesperó. El huía de las persecuciones de los poderosos, de sus perversiones, idolatrías y corrupciones. Dijo: ¨Basta ya Señor. Quítame la vida, pues yo no valgo más que mis padres¨. Dios en dos momentos, por medio de un ángel, en sus sueños, le dice: ¨Levántate y come porque aún te queda un largo camino¨.
Elías se levantó, comió y bebió. Y con la fuerza del alimento, caminó cuarenta días y cuarenta noches hasta el Horeb, el monte de Dios.
La Liturgia de la Palabra ve en este relato un anuncio del pan de la Eucaristía, vida y fuerza de lo alto( 1Re 19, 4-8).
En estos momentos, el refugio es Dios. Dichoso el hombre que se refugia en Él ( Sal 33).
En la Carta de Pablo a los Efesios, se nos propone una conducta cristiana.
¨Destierren de ustedes la aspereza, la ira, la indignación, los insultos, la maledicencia y toda clase de maldad. Sean buenos y comprensivos, y perdonénse unos a otros, como Dios los perdonó, por medio de Cristo. Vivamos en el amor a Cristo ( Ef 4, 30- 5, 2).
Imitemos a Cristo.
Nosotros alimentémonos del que es Palabra y Pan de vida, hagamos de nuestra vida una ¨eucaristía¨( Ev 6, 41-51).