domingo, 7 de junio de 2009

La Santísima Trinidad

Un amor inmenso a Dios, Padre, Hijo y Espíritu Santo. Nos ha mostrado su amor. Gloria a la eterna Trinidad.
Dios es el Señor. El es Dios del cielo y de la tierra. Cumplamos sus leyes y mandamientos para ser felices, nosotros y nuestras descendencias. Tengamos presente estas cosas en nuestros corazones ( Dt 4, 32-34-39-40).
En el Señor está nuestra esperanza, pues El es nuestra ayuda y nuestro amparo. Muéstrate bondadoso con nosotros, puesto que en tí, Señor, hemos confiado ( Salmo 32 ).
Que el Espíritu Santo nos guíe siempre para ser Hijos de Dios.
No hemos recibido un espíritu de esclavos, que nos haga temer, sino un espíritu de hijos, en virtudl el cual podemos llamar Padre a Dios. Como hijos somos coherederos de Cristo, puesto que, como dice Pablo, sufrimos con él para ser glorificados junto con él. Carguemos nuestra cruz y seamos dóciles en eso de dejarnos guiar por el Espíritu Santo.
Jesús también quiere de nosotros que, con su inmenso poder en el cielo y en la tierra, enseñemos a todos, bautizándo en nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, enseñando a cumplir sus mandamientos. Jesús siempre estará con nosotros pues él nos ha dejado su Espíritu. Espíritu que es Vida y es Amor. Espíritu que no excluye a nadie ( Mt 28, 16- 20).

1 comentario:

  1. ELIANA BAEZ09 agosto, 2010

    LA FUNDACION ORIENTADORA CATOLICA MUNDIAL LO INVITA A VISITAR SU BLOG , QUE NACE DE UN MISTERIO DEVELADO DE LA SANTISIMA TRINIDAD EN LA IMAGEN DE JESUS DE LA DIVINA MISERICORDIA ... ME PARECE MUY BUENOS SUS ARTICULOS VISITE NUESTRO BLOG :
    http://fundacionorientadoracatolicamundial.blogspot.com/

    ResponderEliminar

Gracias por comentar.
Juan Manuel Estrada
Webmaster
Escritos en el Tiempo