viernes, 12 de enero de 2007

La Palabra. La persona humana, corazón de la paz

Siguiendo al Santo Papa, Benedicto XVI, ¨hoy contemplamos a Jesús, nacido de María Virgen, quien es el Príncipe de la Paz, venido para derrivar ¨el muro de separación¨que divide a los hombres y a los pueblos, ¨la enemistad¨.
Hay que extender el Primero de Enero a Jornadas permanentes por la paz del mundo.
La Jornada Mundial de la Paz se celebra en ese día, antes señalado. Fue instituida por Juan Pablo II.
Que la luz de Cristo, nos haga grandes pacificadores.
La persona es el eje fundamental de todo el gran edificio de la paz.
Tiene dignidad que debe ser respetada.
La dignidad es base de los derechos humanos.
Que haya respeto a la libertad religiosa.
Que haya paz.
Virgen María, ayúdanos, a ser valientes y sinceros constructores de la paz.
No a la violencia y a la guerra.
VIS 2 de enero de 2007

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Gracias por comentar.
Juan Manuel Estrada
Webmaster
Escritos en el Tiempo