martes, 14 de julio de 2009

Occi

Es pobable que haya alguién interesado en saber qué significa Occi.
Es una hojita, que sin pretensiones ni alharacas, vengo escribiendo mensualmente.
Occi es orientación cristiana y orientación ciudadana.
Tiene por finalidad escribir sobre los valores cristianos, desde la perspectiva de un laico católico, y sobre los valores ciudadanos. La hojita está salpicada de humor, porque Dios, fue un gran humorista y tenemos santos que, en su vida, no obstante el martirio que padecieron por su fe, nunca, ni en el momento de la muerte, perdieron su alegría, por ejemplo, Santo Tomás Moro.
Lleva Occi varios números. Su tiraje es pequenísimo porque no contamos con recursos para hacerlo en extenso, pero lo lograremos con el favor y el concurso de Dios.
Soy del criterio de que llegue a todos, principalmente, a jóvenes.
En cada número, al final de la edición, pongo una nota: ! Pásala !.
Necesitamos hombres y mujeres virtuosos que amen a Dios, al prójimo como así mismo. Virtud es reciedumbre, por tanto, podemos afirmar que se requiere de hombres recios para desempeñarse en la sociedad y en cualquier actividad.
Urge tener personas que amen la vida. Que conozcan la Ley de Dios, pero que sepan, concienticen, que los diez mandamientos, leyes pocas pero sabias, se sintetizan en el principal y más importante mandamiento: Amar a Dios por encima de todas las cosas, con toda el alma, con todas las fuerzas, con todo el corazón y con todo el cuerpo. Y amar al prójimo como a tí mismo. Como lo afirma Jesucristo.
Ese hombre y esa mujer recios, deben amar los asuntos de su ciudad, de su país y del mundo. Necesitan saber que existen valores ciudadanos que cumplir, por ejemplo, respetar y hacer respetar la constitución y las leyes.
Occi está caminando. Tengo fe y esperanza de que algo generará en beneficio de sus fines y objetivos. No importa que el camino sea largo y pedregoso. No hacer nada es peor...

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Gracias por comentar.
Juan Manuel Estrada
Webmaster
Escritos en el Tiempo