sábado, 18 de julio de 2009

Jesucristo es el Buen Pastor

Jeremías nos plantea la necesidad de buenos pastores. Que no dispersen ni dividan por odio o intereses de ningún tipo. Que no dejen perecer a sus ovejas y sean capaces de pastorearlas para que no teman, ni se espanten ni se desvíen ( Jeremías 23, 1-6).
Ese Buen Pastor es Jesús. Por su sangre, están cerca los que antes estaban lejos. El es nuestra fe, esperanza y paz. El nos conduce con un mismo Espíritu al Padre ( Ef 2, 13-18).
¨El Señor es mi pastor, nada me falta, en verdes praderas me hace recostar, me conduce hacia fuentes tranquilas y repara mis fuerzas¨( Sal 22).
Jesús siente compasión por sus ovejas. Al ver la multitud le da lástima por verlas sin pastor y se pone a enseñarlas con calma( Mc 6, 30-34).
En el mundo de hoy parece que hacen falta buenos líderes o buenos pastores. Que guíen a sus pueblos, enseñandolos a ser libres y que sientan compasión por ellos.
El liderazgo de Jesucristo es para la libertad, para que quien le siga en sus enseñanzas sea responsable consigo mismo y con los demás, capaz de amar la vida y de labrarse su futuro. Que sea, el discípulo de Jesús, un verdadero lider, dueño de su vida y de su destino que, en eso, consiste la libertad.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Gracias por comentar.
Juan Manuel Estrada
Webmaster
Escritos en el Tiempo