martes, 14 de octubre de 2008

Que reine la caridad

Conviene, antes de escribir unas notas sobre la Lectura y el Evangelio de hoy Martes 14 de Octubre de 2008, dejar plasmado qué se entiende por caridad, dada su importancia, de que es la mejor forma de cumplir la ley y que para un cristiano lo que cuenta es la fe que obra por la caridad.
Caridad es una de las tres virtudes teologales que consiste en amar a Dios por encima de todas las cosas, y al prójimo como a nosotros mismos. Es virtud cristiana opuesta a la envidia y a la animadversión. Es limosna que se da, o auxilio que se presta a los necesitados. Es actitud solidaria con el sentimiento ajeno .
Gracias a la Real Academia Española por permitirnos acceder al significado de caridad.
Jesús insiste, al igual que ayer, en lo de la libertad. En no permitir caer en esclavitud ni aceptar imposiciones o yugos. Debemos ejercer la libertad dejando a un lado el miedo. No importa quien se diguste porque expongamos nuestras opiniones, nuestros criterios, nuestras posiciones y actitudes, en defensa de la libertad. Cristo Jesús nos quiere libres.
Pablo nos dice: ¨Hermanos para vivir en libertad, Cristo nos ha liberado¨( Gál 5, 1-6 ).
Lo que cuenta para nosotros es la esperanza de la justificación, que aguardamos por obra del Espíritu, por medio de la fe, pues, en Cristo Jesús, da lo mismo estar circuncidado o no estarlo; lo único que cuenta es una fe activa en la práctica del amor ¨ ( Gál 5, 1-6 )
La libertad es el ejercicio de la fe mediante la práctica de la caridad o del amor.
Cristo nos ha liberado de leyes o imposiciones sociales, morales o políticas contrarias a la libertad de los hijos de Dios.
¿ Qué debemos hacer ?
Limpiar nuestro interior. Tener un corazón de carne y no de piedra, bondad, generosidad.
La limpieza exterior, los ritos, las formas, los modelos sociales, son interesantes pero ¨han de quedar en un nivel mucho más bajito. Mejor aún, todo el ropaje externo será bueno, tendrá elegancia y olerá a auténtico cuando sea transparencia de la riqueza atesorada en el corazón¨( www. ciudadredonda org. Martes 14 de Octubre del 2008 )
A los fariseos Jesús les dice: ¨Ustedes..., limpian el exterior del vaso y del plato; en cambio, el interior de ustedes está lleno de robos y maldad. ! Insensatos ! ¿ acaso el que hizo lo exterior no hizo también lo interior ? Den más bien limosna de lo que tienen y todo lo de ustedes quedará limpio¨( Lc 11, 37-41 )
Son fariseos que viven en la hipocrecía y el Señor les reprende para que se den cuenta de ello.
Esos fariseos los conseguimos en todos los sectores de la sociedad, en grupos comunitarios o cristianos, en sacerdotes, en polìticos, y en todo grupo humano. Viven engañando y engañandose, están corruptos. ¨Buscan crearse una imagen de manos limpias ante el público, y tienen el corazón podrido por la corrupción. Que reine la caridad, y el interior quedará purificado.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Gracias por comentar.
Juan Manuel Estrada
Webmaster
Escritos en el Tiempo