lunes, 13 de octubre de 2008

Después de la Homilía. El Banquete

Atendimos la invitación y hemos disfrutado el Banquete que Dios nos ofreció ayer Domingo. Hemos disfrutado de la Santa Eucaristía.
El Señor del universo nos ofrece un banquete con vinos y manjares sustanciosos ( Is 25, 6-10 ).
El nos sofrece el banquete de salvación que está abierto para todos, en especial, para los pobres, humillados y explotados. En el Reino de Dios no existe discriminación ni violencia.
En un mundo de crisis económica, expresada con el derrumbe financiero global , de excluidos del pan diario, las lecturas de ayer domingo, nos recuerdan que debemos vivir en fraternidad, que debemos compartir el pan de cada día y de la vida, que no debemos excluir a nadie, que la solución verdadera y duradera para la crisis está en construir la fraternidad del Reino ( Torres Péres, Fernando. ! Venid al Banquete !. Domingo 12 de octubre. http://www.ciudadredonda.org/. )
Atender la invitación al banquete con las siguientes actitudes: a ) Tener un alma de pobre, porque Dios colma de bienes a los hambrientos y despide vacíos a los ricos ¨( Lc 1, 53 )
Pablo nos dice: ¨Estoy acostumbrado a comer bien que a pasar hambre... Todo lo puedo unido a aquel que me da fuerza. Sin embargo, han hecho ustedes bien en socorrerme cuando me vi en dificultades ¨. Fil 4, 12-14, 19-20 )
Teniendo a Dios nada me falta ( Sal 22 )
Dios remediará nuestras necesidades por medio de Cristo Jesús.
b) vestir el traje apropiado, es decir, convertir la mente, el corazón y la vida.
c) Talante alegre y fraternal al ir a comartir la Eucaristía.
Sobre esas actitudes, leer a B. Caballero. La Palabra cada Domingo, pág. 192

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Gracias por comentar.
Juan Manuel Estrada
Webmaster
Escritos en el Tiempo