viernes, 24 de octubre de 2008

Interpretar los signos del tiempo presente y actuar

Con Antonio Gracia decimos: ¨Los signos de los tiempos comprometen una respuesta leal desde el evangelio. Toda evasiva es una huida de la realidad ¨( GRACIA, Antonio. Signos y compromiso. A los Pies del Maestro. Pág. 658 )
Cuando observamos y analizamos la realidad de nuestro pueblo, que no está aislada del mundo - no puede estarla porque somos un sólo cuerpo, no obstante, las necesarias diferencias de todo tipo - ; realidad que es la consecuencia de la injusticia en lo económico y social, no puedo evadirla ni dejar de asumir compromiso ante la misma.
¿ Cómo asumirlo ?
Desde el Evangelio, de donde obtenemos una respuesta leal ante el tiempo presente, actuándo con la vocación recibida, de cristiano católico, y como ciudadano.
¿ Cómo sustraernos de una realidad donde no hay respeto por la vida y la propiedad ? ¿ Cómo quedar indiferentes ante los secuestros, ante el tráfico de drogas ? ¿ Cómo no pronunciarse ante los negocios que blanquean dineros sucios ? ¿ Cómo guardar silencio ante las personas que súbitamente se han enriquecido de manera grosera ? ¿ Cómo no demandar de todos, posiciones, que, basadas en la reconciliación, produzcan la paz ?
No fijar compromiso, sería pecar en contra de la familia, los amigos y de la sociedad en general.
En la carta a los efesios, San Pablo, les dice a éstos, lo siguiente:
¨... lleven una vida digna del llamamiento que han recibido. Sean siempre humildes y amables; sean comprensivos y sopórtense mutuamente con amor; esfuércense en mantenerse unidos en el espíritu con el vínculo de la paz ¨( Ef 4, 1- 6 )
Estas son las características del trato para con todos, tanto con los hermanos en la fe, como con quienes no lo sean. Es una manera de atraer a todos para seguir a Cristo.
No olvidemos que somos un sólo cuerpo, un sólo pueblo, con las necesarias e indispensables diferencias. Que reine un ambiente ecuménico para lograr la unidad que viene de Dios, por ser su creador.
Todos debemos buscar a Dios. Como católico lo busco a traves de Jesucristo y del Espíritu Santo.
Jesús, en el Evangelio de Hoy, nos invita a interpretar los signos del tiempo presente más allá de los linderos de nuestro país: Venezuela.
Tiempo presente inquietante, caracterizado por graves crisis financiera global, alimentaria mundial y de cambios climáticos preocupantes.
Es tiempo que demanda reconciliación con los adversarios, con los débiles, con los que más tienen. Es tiempo de unidad. Que clama paz.
Cristo habla al tiempo presente y dice:
¨Cuando vayas con tu adversario a presentarte a la autoridad, haz todo lo posible para llegar a un acuerdo con él, en el camino...¨( Lc 12, 54- 59 )
Como abogado que soy, que conozco lo que es capaz de producir un juicio, siempre he procurado aquello de que es mejor un mal arreglo que un pleito bien ganado. Y si el arreglo es bueno, mejor.
Hay que reconciliarse con Dios, aquel que esté lejos de El, y con los hermanos. Es necesario en el tiempo de hoy, que no debería ser de guerra, odio, y confrontaciones, sino de reconciliación y paz.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Gracias por comentar.
Juan Manuel Estrada
Webmaster
Escritos en el Tiempo