domingo, 13 de abril de 2008

Despuès de la Homilìa

Yo he podido bautizar, esta secciòn de Escritos en el Tiempo, con el tìtulo, Despuès de la Eucaristìa, pero preferì el que tiene, por cuanto, es, en ese momento de la Liturgia de la Palabra, cuando el sacerdote hace su exposiciòn, analìtica, de las lecturas, del salmo responsorial y del evangelio.
Quiero expresar y lo recomiendo a los lectores de esta secciòn, que, antes de asistir a la misa, deben leer la Palabra o Lectura del Dìa. Y no sòlo leerla, ir màs allà, meditarla, reflexionarla y tratar de interiorizarla. Al hacer esto van armados para escuchar toda la Liturgia de la Palabra, y por supuesto, la homilìa del sacerdote.
Hoy, Domingo, Dìa del Señor, las lecturas fueron del libro de los Hechos de los Apòstoles, 2,14, 36-41, el salmo 23, 1 Pe 2, 20-26 y Lectura del Evangelio segùn San Juan 10, 1-10.
La Eucaristìa se basò en Jesùs, el Buen Pastor.
Indudablemente, que un proceso de reeducaciòn cristiana, para los que se alejaron de Jesucristo y de su Iglesia, debe empezar por la conversiòn y el bautizo en el nombre de El.
Dios les llama, aunque estèn lejos, y les dice: ¨Pònganse a salvo de este mundo corrompido ¨.
Al hacerlo, al aceptar al Señor como Pastor, El los conducirà `hacia fuentes tranquilas y los harà reposar en ellas. Y asì caminen por cañadas oscuras, nada temeran porque Dios estarà con ustedes y su vara y su cayado les daràn seguridad.
La aceptaciòn de ingreso a una comunidad de creyentes les permitirà seguir el ejemplo de Jesucristo que, no obstante no haber pecado ni haber engaño en su boca, aceptaba en silencio los insultos y los maltratos. El encomendaba su causa al ùnico que juzga con justicia.
Actùen para hacer justicia. Vivan para la justicia.
Las ovejas descarriadas son aquellas personas que no aceptan a Dios, a Jesùs y al Espìritu Santo en sus vidas. Las ovejas que estàn en el redil, conocen la voz de su Pastor, que las cuida, que conoce sus nombres y las guìa.
Hay que seguir a Jesucristo. El es el el camino, la vida, la muerte y la resurrecciòn.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Gracias por comentar.
Juan Manuel Estrada
Webmaster
Escritos en el Tiempo