lunes, 14 de abril de 2008

Benedicto XVI antes de llegar a los Estados Unidos

El Papa plantea ante un aauditorio de Justicia y Paz que es necesario un ¨nuevo humanismo ¨. Subraya que el desarrollo no se puede reducir a un simple crecimiento econòmico, debe comprender la dimensiòn moral y espiritual. Un autèntico humanismo integral debe ser al mismo tiempo solidario.
Para que haya paz autèntica y estable tiene que haber desarrollo de cada persona y pueblo.
Hay que orientar al ser humano decididamente a la bùsqueda de la paz, de lo bueno y de lo justo.
Es urgente, lo digo yo, la reducciòn del gasto militar para armas.
Los Estados deben dedicar sus recursos en bienestar para los pueblos, para que haya paz.
Es imprescindible una cultura de paz.
La educaciòn para la paz, en especial, para niños y jòvenes.
Yo elevo mi pensamiento hacia Dios y a partir de ahora rezarè y orarè para que las sabias palabras del Papa sean escuchadas en la ONU por los gobernantes y pueblos del mundo.
Y dejo impreso el Padre Nuestro:
Padre Nuestro
que estas en el cielo
santificado sea tu nombre
venga a nosotros tu reino
hàgase tu voluntad
en la tierra como en el cielo
dànos nuestro pan de cada dìa
y perdona nuestras ofensas
como tambièn nosotros perdonamos
a los que nos ofenden
y no nos dejes caer en tentaciòn
màs lìbranos del mal.
Amen.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Gracias por comentar.
Juan Manuel Estrada
Webmaster
Escritos en el Tiempo