sábado, 30 de julio de 2005

Figuras de Venezuela, Simón Bolívar

Monumento a Simón Bolívar, Ciudad Bolívar, Venezuela

Nació en Caracas el 24 de julio de 1783. Miembro de una familia inmensamente rica, destinó su fortuna a la causa de la libertad.
Niño queda huérfano. Fue criado de manera no acorde con la atención y afecto que se deben recibir en los arbores de la vida. Tuvo buenos Maestros. Los más destacados, Andrés Bello y Simón Rodríguez. Este último, ejerció marcada influencia en su formación.
Su riqueza le permitió desde joven viajar por el mundo, especialmente, por Europa. Pudo conocer a los grandes políticos y pensadores de la época. Uno de éllos, Francisco de Miranda, el venezolano más universal hasta el presente.
Leyó mucho, incluso en la gigantesca biblioteca de Miranda. Obras de Voltaire, Rousseau, pasaron por sus manos. Es probable que en sus estudios Bolívar no tuviera rigor académico.
En sus viajes también pasó por los Estados Unidos.
A los 18 años se casó.
Su decisión fue dedicarse al desarrollo de sus haciendas pero el destino le tenía reservada otra misión, que fue acelerada con la muerte de María Teresa del Toro, su bella y joven esposa.
Volvió a viajar. Se encuentra en Europa con Simón Rodríguez. Hace junto a su maestro el juramento de dedicarse a la independencia de su patria.
Tuvo derrotas, pero sin desmayar jamás.
Cometió errores. No podía ser de otra manera para quien actuara como él lo hizo. Pero es tal su grandeza que esos errores no hacen mella en contra de su magna obra.
No sólo fue un lector voraz sino un extraordinario escritor.
Hay que estudiar su obra en los actuales momentos para dejar claro que se le toma como instrumento para una confusa ¨revolución bolivariana¨. Bolívar fue liberal. No fue socialista.
Rico como fue, entregó todo por la independencia. Símbolo y ejemplo permanentes de desprendimiento. Honesto a carta cabal. Enemigo acérrimo de la corrupción administrativa.
Venezuela, Colombia, Ecuador, Bolivia, Perú y Panamá deben a sus encomiables esfuerzos la independencia.
Es símbolo de integración. Su Gran Colombia es su carta de presentación.
Un pensamiento suyo de gran vigencia es: Más se nos ha dominado por la ignorancia que por la fuerza. Moral y Luces son nuestras primeras necesidades.
Venezuela es de todos los venezolanos.
El 17 de diciembre de 1830 murió en Santa Marta, en territorio de la Gran Colombia, cuando ésta estaba en agonía.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Gracias por comentar.
Juan Manuel Estrada
Webmaster
Escritos en el Tiempo