domingo, 30 de marzo de 2008

Despuès de la Homilìa. Vivir en comunidad

Hoy se celebrò el Dìa de la Misericordia en la Santa Eucaristìa.
Por misericordia se entiende la virtud que inclina el ànimo a compadecerse de los trabajos y miserias ajenos.
Otra acepciòn o significado de la palabra: es porciòn pequeña de alguna cosa, como la que suele darse de caridad o limosna.
Obra de misericordia, por ejemplo, cuando se socorre al necesitado, corporal o espiritualmente.
Quiza una palabra o verbo, como compartir, estè asociado a la misericordia.
La primera lectura de la Eucaristìa de hoy de los Hechos de los Apòstoles, 2, 42-47, se refiere a varias ideas muy importantes. Una, lo referente a la comunidad cristiana.
Los antiguos cristianos vivìan en comunidad. Eran asiduos a la enseñanza de los apòstoles, a la convivencia fraterna, a la fracciòn del pan y a las oraciones.
Pertenecer a una comunidad cristiana, nos permite crecer espiritualmente, y ver, con el estudio de la enseñanza de los apòstoles, contenidas en las Sagradas Escrituras, no sòlo con los ojos, sino, lo màs importante, con el espìritu. Ver con el espìritu, implica, querer, tener interès, en vivir en comunidad cristiana, cumpliendo con las caracterìsticas de la misma: ser asiduos a la enseñanza de los apòstoles, la convivencia fraterna, la fracciòn del pan, que es la Eucaristìa, y las oraciones.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Gracias por comentar.
Juan Manuel Estrada
Webmaster
Escritos en el Tiempo