viernes, 1 de febrero de 2008

El camino hacia la libertad

¨El Señor dijo a Caìn: ¿ Dònde està Abel tu hermano ? Y èl respondiò: No sè. ¿ Soy yo acaso guarda de mi hermano ? Gènesis 4,9
Voy a seguir, en la mayor parte de estas notas, un artìculo de Robert A. Sirico, publicado en El Nacional del 27 de Enero de 2008, titulado, la Teologìa de la Libertad.
De dicho trabajo extratarè varias cosas.
Inicio.
¨El Evangelio no debe ser ligado a la causa socialista ¨. ¨Hay que entender la conexiòn entre socialismo y la pèrdida de la libertad ¨.
Es el socialismo que ofrecen entre otros, Fidel Castro, Lula y Chàvez, que, muy poco, ha logrado disminuir la pobreza y ha ido en contra de la libertad que, Dios, al momento de la creaciòn, le confiriò al hombre y que tanto le ha costado conquistar.
Chàvez ha favorecido al gran capital, tanto externo como interno, dicièndose amigo de los pobres y en el camino, las empresas pequeñas y medianas, asì como la clase media, se han visto seriamente afectados.
La Iglesia catòlica, principalmente los laicos preparados, deberà seguir la Teologìa de la Libertad y no la Teologìa de la Liberaciòn que ha promovido la lucha de clases, el marxismo y el odio, y el Evangelio no ha de estar ligado a la causa de ese socialismo.
¨No es con impuestos màs altos, no es con redistribucipon de la tierra, ni con nacionalizaciones de industrias y grandes proyectos gubernamentales como se logra una salida para la pobreza. Es con ampliaciòn de oportunidades para todas las clases como pueden mejorar sus standares de vida¨.
El Estado debe crear condiciones para el ejercicio de la libertad; pero èsta, no puede ser absoluta, en la economìa, ni en la cultura, en nada.
Es mejor que haya una separaciòn del Estado. Que èste no obstaculice la libertad.
Pero, entièndase, tanto a ricos , como quien tenga algo que dar , no les debe ser ajena la suerte de los demàs. No es asumir la conducta de Caìn cuando Dios le pregunta por Abel.
Todos estamos obligados a ayudar a la soluciòn del hambre en la tierra, a satisfacer las necesidades bàsicas de los demàs, de los menos afortunados de la sociedad. Asì el egoismo resulta derrotado; entendiendo por tal la ¨atenciòn desmedida a los propios intereses sin ocuparse de los ajenos¨.
La Iglesia debe ¨proveer liderazgo y asumir rol de enseñanza en este momento. Los textos del Papa benedicto XVI proveen una base sòlida. El Papa advierte sobre los riesgos del poder y sus efectos totalmente corruptores, asì como los efectos materialmente corrosivos de las polìticas socialistas¨.
El Papa està claro, segùn mi criterio, que Teologìa de la Libertad es el camino.
La Iglesia ¨puede proveer un liderazgo independiente en la sociedad¨.
La Iglesia debe procurar independencia de la polìtica. Ceñirse al Evangelio, a la Doctrina de Jesucristo y preparar laicos. Que estos, preparados, garantizan la existencia de una Iglesia que camine.
El laico preparado debe luchar para difundir el Evangelio, debe ser biblista; debe entender còmo funciona el mercado, en donde se gana la vida mucha gente, que el mercado no puede estar ajeno al ejercicio de riesgos morales y saber las oportunidades que la economìa libre permite.
De la Iglesia y de los laicos depende la suerte de ese camino independiente hacia la libertad para ponerle contenciòn al depotismo en latinoamèrica.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Gracias por comentar.
Juan Manuel Estrada
Webmaster
Escritos en el Tiempo