lunes, 9 de junio de 2008

La riqueza y su trascendencia

Como dice el apòstol Pablo, la Palabra se predica a tiempo y a destiempo.
Precedido de lo antes expuesto, abordo el tema de la riqueza desde un punto de vista religioso.
¨A los ricos de este mundo - los cristianos ricos - que no sean altaneros ni pongan su confianza en lo inseguro de las riquezas sino en Dios, que nos provee esplèndidamente de todo para que lo disfrutemos; que practiquen el bien , que se enriquezcan con bellas obras, que den con generosidad y con liberalidad; de esta forma iràn atesorando para el futuro un excelente fondo con el que puedan adquirir la vida verdadera¨( 1 Tm 6, 17-19 )
¨Los ricos deben orar. Buena es la oraciòn con ayuno ; y mejor es la limosna con justicia que la riqueza con iniquidad. Mejor es hacer limosna que atesorar oro ¨( Tb 12, 8 )
No le està prohibido al hombre hacer riqueza. Pero el rico debe orar sin cesar, amar a Dios y al pròjimo como a si mismo. Debe haber conversiòn en su corazòn y actuar con sinceridad y transparencia.
Santiago plantea el destino de la riqueza: ¨... ustedes, ricos, lloren y den alaridos por las desgracias que estàn por caer sobre ustedes. Su riqueza està podrida y sus vestidos apolillados...Han acumulado riquezas en estos dìas que son los ùltimos. Miren el salario de los obreros que segaron sus campos y que no han pagado, està gritando; y los gritos de los segadores han llegado al oìdo del Señor de los ejèrcitos. Han vivido ... lujosamente y se han entregado a los placeres ; han hartado sus corazones para el dìa de la matanza. Condenaron y mataron al justo: no lo resistieron ¨( St 5, 1-5 )
No teman hombres humildes y sencillos cuando alguien se enriquece y crece el boato en su casa, que , al morir, nada ha de llevarse, ni bajarà su boato con èl ( Sal 49 ( 48 ) 17-18 )
¨La riqueza existe para ser compartida . Las riquezas realizan su funciòn de servicio al hombre cuando son destinadas a producir beneficios para los demàs y para la sociedad ¨( Hermes , Pastor, Liber Tertium , Similitudo 1: PG 2, 954 )
¨¿ Còmo podrìamos hacer el bien al pròjimo si nadie poseyese nada ? ¨( Clemente de Alejandrìa )
Las riquezas son un bien que viene de Dios: quien lo posee lo debe usar y hacer circular, de manera que tambièn los necesitados puedan gozar de èl ; el mal se encuentra en el apego desordenado a las riquezas, en el deseo de acapararlas. San Basilio el Grande invita a los ricos a abrir las puertas de sus almacenes y exclama: ¨Un gran rìo se vierte, en mil canales, sobre el terreno fèrtil : asì por mil caminos, tu haces llegar la riqueza a las casas de los pobres¨.
La riqueza, explica San Basilio, es como el agua que brota cada vez màs pura de la fuente: si se bebe de ella con frecuencia, mientras que se pudre si la fuente permanece inutilizada¨.
El rico, dirà San Gregorio Magno, es un administrador de lo que posee ¨.
El cristiano rico no debe olvidar a Jesucristo. ¿ Podrà seguirlo ?
Las citas las tomè del Compendio de la Doctrina Social de la Iglesia, pàgina 206.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Gracias por comentar.
Juan Manuel Estrada
Webmaster
Escritos en el Tiempo