lunes, 8 de diciembre de 2014

El Humanitarismo

“Ayúdanos a ayudar” lema de una organización humanitaria (CARITAS)
Humanitario es una palabra que se aplica a la persona que siente interés por el bien de la humanidad. Esa persona, puede ser una individual; o una asociación, por ej., La Cruz Roja.
Son organizaciones que atienden al necesitado de ayuda por diversas causas; unas naturales (terremotos, tsunami, inundaciones, etc.) y otras, por la acción del hombre, gobernantes, paramilitares, guerrilleros, fundamentalistas “religiosos”, guerras, ilícitos de todo tipo, por ejemplo, la esclavitud moderna de trata de personas, que, recientemente, el Papa Francisco junto con otras religiones, en un acto trascendente y en declaración histórica, calificara de lesa humanidad, éxodos, persecuciones, etc.
Asociado al término humanitario está el de humanitarismo que, significa “comportamiento solidario y sensible hacia las personas”. Además, está vinculado al humanismo, la doctrina de que la gente tiene el deber de promover el bienestar humano.
Por tanto, el humanitarismo es un enfoque humanista de los sufrimientos de la humanidad. “Se basa en la opinión de que todos los seres humanos merecen respeto y dignidad y deben tratarse como tales. Los Humanitarios detestan la esclavitud, la violación de los derechos fundamentales y los derechos humanos, y la discriminación sobre la base del color de la piel, religión, ascendencia, lugar de nacimiento, etc.”
“El Humanitarismo consiste en no sacrificar a un ser humano por un objeto” (Alberto Schweitzer)
Característica fundamental del humanismo es “que todas las cosas que quieran que los hombres hagan con ustedes, así también hagan ustedes con ellos”; precepto que encontramos en todas las grandes religiones: cristianismo, budismo, brahmanismo, confucianismo, islamismo, judaísmo y taoísmo. Es regla de oro de los positivistas, en nombre de la “experiencia y la razón” (Picket 1979, Humanity).
Humanismo, que se postula como la convicción de que todas las personas tienen la misma dignidad en virtud de su pertenencia a la humanidad; imparcialidad, se presta la asistencia basada únicamente en la necesidad; neutralidad, porque se estipula que las organizaciones humanitarias deben abstenerse de formar parte de las hostilidades, o tomar partido a favor de alguna de las partes en conflicto; y la independencia, que es necesaria para garantizar que la acción humanitaria sólo sirve a los intereses de las víctimas de la guerra, y no políticas, religiosas u otros programas. Son principios del humanismo.
La Doctrina Social de la Iglesia postula que “La Humanidad comprende cada vez con mayor claridad que se haya ligada por un destino único que exige asumir la responsabilidad en común, inspirada por un humanismo integral y solidario”, fundado en el amor cristiano que no conoce de discriminación alguna.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Gracias por comentar.
Juan Manuel Estrada
Webmaster
Escritos en el Tiempo