jueves, 20 de septiembre de 2012

Ante tanto odio el perdón es necesario

Pudiera ser considerado extemporáneo, pero corro ese riesgo y otros, al hablar en estos momentos de perdón necesario.
Yo dirijo estas palabras como un mensaje sin destino. ¿  Sin destino?
Todos los días - no sé cuantas veces - rezo la oración del Padrenuestro que nos legara nuestro Señor Jesucristo. Lo hago lentamente, con conciencia, buscando su internalización en lo más profundo de mi ser. Me detengo cuando llego a ...perdona nuestras ofensas como nosotros perdonamos a quien nos ofende...
Cada cierto momento, leo y estudio el Padrenuestro en el Catecismo de la Iglesia Católica, como católico que soy. La finalidad es reforzar lo que, a diario, hago.
Hay que perdonar al pecador pero condenando al pecado con todas nuestras fuerzas.
Venezuela nació para la libertad y no para vivir encadenada, y el odio es eso, cadena.
El perdón presupone el amor.
Hay que amar sin medida.
Perdonar es responder a la gratuidad del perdón dado por Dios a nosotros.
El perdón es un acto amoroso. Es necesario en estos momentos dificiles que vive la República.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Gracias por comentar.
Juan Manuel Estrada
Webmaster
Escritos en el Tiempo