lunes, 21 de octubre de 2013

Acumular fe en Cristo

No debemos aislarnos, por el contrario, asistir a la Iglesia, pertenecer a grupos y dar de nosotros nuestros dones, expresados en bondad, amabilidad y respeto. Salir para ver y para que nos vean.
Debemos, además, compartir el pan con los demás. Ser ciudadanos del mundo y defender la dignidad de todos, empezando por la nuestra.
Una vida aislada produce enfermedad física y mental. Una en comunidad, en sociabilidad, en familia, bienestar verdadero y auténtico.
Tengamos fe en Dios, no obstante, nuestra falta de vigor o debilidades. No dudemos ni vacilemos. Sólo la fe logra nuestra justificación.
Pobres, aquellos, que sólo acumulan riquezas y luego se retiran a comer, a beber, a disfrutar y a todo tipo de placeres, de manera egoísta y avara. Son unos ¡insensatos! No saben que de pronto pueden perderlo todo.

Que distintos son los que acumulan bienes y aman a Dios, en nombre de su Hijo amado, hacen obras de caridad y son altruistas. Son personas positivas que hacen el bien.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Gracias por comentar.
Juan Manuel Estrada
Webmaster
Escritos en el Tiempo