lunes, 17 de junio de 2013

Pasos a seguir ante la Nueva Evangelización

Recomiendo leer con detenimiento, la Exhortación apostólica del Papa Pablo VI, Evangelii Nuntiandi. En ella, se definen claramente los pasos  - el cómo – a seguir, para la Nueva Evangelización de la transmisión de la fe cristiana que, en Sínodo de Obispos convocado por el Papa Benedicto XVI, fuera aprobada el año pasado. Es un reto el anuncio de Cristo en el mundo actual lleno de secularismo, increencia y de alejamiento de Dios, de crisis de fe.
A Evangelii Nuntiandi (EN) se le considera como una continuación directa del Decreto conciliar Ad Gentes. Y es importante, porque aborda los medios – insisto, el cómo – para llevar a la práctica ese reto.
En primer lugar, y de manera relevante, pone a los Medios de Comunicación Social, que, en la actualidad, avanzan de manera maravillosa.
¿Cómo evangelizar?
Le corresponde, principalmente, a los pastores de la Iglesia “recrear con audacia y prudencia”, siendo fieles al contenido del Evangelio de Jesucristo, los modos más aptos y eficaces para comunicar su mensaje a los hombres y mujeres de nuestro tiempo.
Señalemos las vías que, para esa misión evangelizadora, recomienda la EN: 1. El testimonio de la vida. De una vida auténticamente cristiana, entregada a Dios.
2. La predicación. Porque, ¿Cómo podrán creer sin haber oído hablar?  La fe depende de la predicación, afirma san Pablo.
3. La Liturgia de la Palabra. La homilía es un instrumento apto y válido de evangelización en la celebración eucarística.
4. La catequesis. Que es enseñanza religiosa sistemática y que busca inculcar costumbres de vida cristiana.
5. Utilizar los MCS. En la Nueva Evangelización no se puede prescindir de esos medios, en especial, de las llamadas redes sociales.
6. El indispensable contacto personal. Persona a persona. Jesús nos da muchos ejemplos en ese sentido: Nicodemo, Zaqueo, la Samaritana, Simón el fariseo, y otros, incluidos los apóstoles.
7. El papel de los Sacramentos. Es necesaria la relación íntima entre Palabra y Sacramento.

La lectura y estudio de EN la recomiendo a los catequistas y a todos los evangelizadores: Pastores, diáconos, religiosos, laicos comprometidos, a todos los cristianos católicos. Es necesario hacerlo para que nadie se quede sin recibir el Mensaje de Cristo, que es para la salvación de la humanidad que hoy sufre por diversas causas.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Gracias por comentar.
Juan Manuel Estrada
Webmaster
Escritos en el Tiempo