lunes, 6 de enero de 2014

Diálogo sincero entre gobierno y oposición

He terminado de leer, con sumo detenimiento, la biografía que, María Teresa Romero, escribiera, dedicada a un insigne venezolano que falleciera el 11 de marzo del año recientemente finalizado.
Como quiera que, en el país, el Presidente Nicolás Maduro ha planteado y puesto en marcha diálogo entre su gobierno y la oposición, conviene destacar algunas cosas que, al final de esa biografía, se deben leer y meditar.
Planteaba Simón Alberto Consalvi, el biografiado, al asumir la responsabilidad de asistir al programa televisivo de José Vicente Rangel, que era urgente el diálogo sincero entre gobierno y oposición porque su ausencia podría profundizar los problemas del País.
Sostenía, además, que “las posiciones son antagónicas e inflexibles, pero estoy convencido de que hay áreas de entendimiento posible”, afirmando que se podía “propiciar un debate serio sobre la instauración de un modelo socialista en Venezuela, porque, en su opinión, el socialismo tiene sus bondades, pero solo si es democrático y respeta la pluralidad”. “Hay una línea intransigente del Gobierno para la creación del socialismo del siglo XXI, sin reparar que el socialismo no divide sino que puede unir si es democrático”.
Consalvi, con su estilo moderado característico, destacaba que en medio de fuertes contiendas políticas fue capaz de reunirse con Fidel Castro, Anastasio Somoza y hasta con el propio diablo.
Abogaba por un “diálogo franco” pero le expresaba al Gobierno que no podía seguir descalificando a sus interlocutores, siendo cautivo del pasado, continuar machacando que la oposición es golpista porque buena parte de nuestra oposición es democrática y está dispuesta a debatir, incluso, reformas socialistas profundas, pero “siempre que sean democráticamente debatidas y adoptadas mediante consenso, respetando el pluralismo que siempre ha existido en nuestro país y que siempre existirá”.
Importante es elevar a la conciencia de opositores y oficialistas que al fallecer este hombre valioso, político culto, sucedió, un hecho que nunca en 14 años de régimen chavista había sucedido; que los diputados oficialistas y opositores se pusieron de acuerdo en la Asamblea Nacional para rendirle homenaje a un connotado político de la “IV República”. El periodista Earle Herrera del PSUV manifestó el pesar revolucionario diciendo: “Independientemente de las distancias políticas, la nobleza y la gallardía revolucionaria nos lleva a hacer un reconocimiento a quien formó parte de una pléyade de escritores y periodistas del siglo XX y XXI venidos de distintas corrientes del pensamiento. Plumas que le dieron brillantez a la prensa venezolana. Allí brilló la pluma de Simón Alberto Consalvi”.
El legado de la obra de SAC es trascendente e invita a la oposición y al gobierno, en momentos de graves dificultades, a seguirle por la paz y el bienestar de todos. En sus manos está el destino de Venezuela.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Gracias por comentar.
Juan Manuel Estrada
Webmaster
Escritos en el Tiempo